Depilación en el embarazo


depilación embarazo

Durante el periodo de embarazo la mujer sufre importantes cambios hormonales, como el aumento del nivel de progesterona, hormona femenina que promueve la gestación. En algunas ocasiones, este subidón de hormonas puede provocar hirsutismo, es decir, abundante crecimiento del vello en zonas donde antes no tenía, vello que tras el embarazo desaparecerá solo. Así mismo, la piel está mucho más sensible, se irrita con mayor facilidad, pueden producirse problemas de circulación sanguínea que, en estos meses, suele ser más lenta, también hay que tener en cuenta que las ceras y cremas depilatorias pueden provocar reacciones alérgicas durante su utilización debido a estos cambios hormonales.

Debes saber que no todos los métodos de depilación son adecuados para estos meses:

Con cuchilla de afeitar: No tiene ningún tipo de contraindicación durante el embarazo.

Con crema depilatoria: Se puede utilizar sin problemas durante el embarazo, pues los componentes químicos de estas cremas no son absorbidos por el organismo y, por lo tanto, no presentan ningún riesgo para el bebé.

Con depilación eléctrica: Su uso está aconsejado durante el embarazo, siempre y cuando se tenga un cuidado especial en las zonas sensibles, como las axilas o las ingles.

Con cera fría: Es el mejor método para quienes sufren problemas de circulación. Durante el embarazo es mejor utilizar este tipo de cera y, preferiblemente, en un centro de estética, sobre todo en los últimos meses de embarazo, y la barriga dificulta el acceso a ciertas zonas.

Con cera caliente: Es prescindir de este método durante el embarazo, ya que el calor intenso favorece la rotura de los capilares y aumenta el riesgo de varices.

Con depilación laser: Si bien ningún estudio ha demostrado que la depilación láser no deba realizarse en las mujeres gestantes, se desaconseja, ya que no es bueno que las futuras mamás se expongan a cualquier tipo de luz durante el embarazo, puesto que, como se viene diciendo, se podría producir un rechazo corporal debido al cambio hormonal que puede producir reacciones cutáneas. Así que, aunque no haya nada que impida realizarse tratamientos de depilación láser durante el embarazo, se recomienda la suspensión del tratamiento hasta que el bebé haya nacido para estar del todo seguros.

Hay que tener en cuenta que es totalmente falso que interrumpir la depilación láser durante el embarazo arruine su tratamiento. Después de dar a luz se puede seguir con la depilación láser sin tener problemas y los progresos realizados en cuanto a la depilación seguirán activos.

Asimismo, durante la lactancia también hay alguna restricción. Si la madre está dando el pecho a su hijo, y desea hacerse el tratamiento de depilación láser, lo podrá realizar sin problema alguno en cualquier zona del cuerpo, con la excepción de la zona del pecho, areola y/o axilas.

Parte de: http://depilacionestetica.com/, http://www.mibebeyyo.com/, http://www.pelostop.es/

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s