La forma de la cara indica el sexo del bebé


Si estás embarazada, algunas personas te habrán dicho al ver tu cara que tienes cara de niña, es embarazada-de-una-ninaporque ésta se ve inflamada o las mejillas están más sonrosadas y llenitas que antes del embarazo, pues bien, esto es FALSO.

Cada mujer aumenta de peso de forma diferente durante el embarazo, y todas experimentan distintas alteraciones de la piel. Si te dicen que tendrás una niña porque tienes la cara más rolliza y sonrosada, es posible que tengan razón al 50% pero es igualmente posible que se equivoquen en otro 50%. Lo único fiable es ver el sexo en la ecografía a partir de la semana 20 de embarazo.

La tabla china para predecir el sexo del bebé


A título de curiosidad, os traigo la tabla china para predecir el sexo del bebé. Cuenta una leyenda que esta tabla estuvo enterrada en una tumba cerca de Pekín (capital de China) durante casi 700 años y la original se encuentra actualmente en el Instituto de Ciencia de Pekín.

Es este uno de los sistemas más conocidos saber si el bebé que vendrá será un niño o una niña.

Esta forma de predicción que se realiza en China desde hace muchos años, se vale de considerar la edad de la madre y el mes en que su bebé fue concebido para saber el sexo del bebé.

Por ejemplo, de acuerdo con su información, es más probable tener un niño cuando la madre concibe en julio a las edades de 18, 20, 30 y 42. Las mejores probabilidades de tener una niña se presentan cuando la madre concibe en el mes de abril a las edades de 21, 22 y 29. Pero atención, para que la tabla le acierte, es necesario conocer la edad lunar de la madre que se calcula sumando un año a las que nacieron entre marzo y diciembre, y dos años a las que nacieron en enero o febrero.

Este también denominado calendario del embarazo, se basa en la influencia de los astros en nuestro estado fisiológico y por lo tanto en nuestro organismo.

No existen estudios científicos que corroboren este método, pueden existir variaciones o errores en el cálculo si no se conoce el momento exacto de la concepción o si la madre tiene ciclos irregulares.

tabla-china

Los niños visten de azul y las niñas de rosa


r-c

Aunque en la actualidad tengamos los colores celeste (azul) y rosa según el sexo del bebé, no existe ningún fundamento histórico sobre ello, es decir, nada define históricamente que el azul sea para niños y el rosa para niñas.  Lo cierto es que el color rosa no está asociado biológicamente al sexo femenino, ni mucho menos. La historiadora Jo B. Paoletti explica que en Estados Unidos no se usaron los tonos pastel para los bebés hasta la Primera Guerra Mundial: antes se optaba simplemente por el blanco. Además, por aquel entonces el rosa era el color de los niños, al ser “más decidido y fuerte”, mientras que las niñas debían vestir el azul, “más delicado y amable”. Hay que tener en cuenta que el rosa se asociaba al rojo, el color de la sangre y del vigor.

En cuanto a las casas reales, antiguamente el color de los reyes era el rojo tanto por suguillermo_holma simbolismo como por el hecho de que el tinte de este color era tan caro que sólo podían permitírselo las testas coronadas. El rosa, por tanto, era algo así como un “rojo de baja graduación” que identificaba al varón destinado a ser el sucesor al trono.

Por otra parte el color azul se identificaba con la Virgen María. El porqué de esta tonalidad se debe, según algunos, al color de algo tan puro como lo es el cielo de las buenas almas; pero para otros la razón de que la Virgen vistiera un manto azul se debía a que este pigmento era el más caro y lujoso después del rojo. Sea la razón que sea el azul acabó convirtiéndose en el color de la pureza virginal, algo típicamente femenino en épocas no tan lejanas.

Además los tonos pastel (tanto azul como rosa) también eran los habituales para los bebés europeos y, cuando se diferenciaba, no siempre se seguía el criterio actual. Los orfanatos franceses utilizaban el azul para los niños y el rosa para las niñas, pero en Bélgica, Suiza y parte de Alemania era al revés. De hecho, Eva Heller explica en su libro Psicología del color que en Alemania esta distinción no nace hasta los años 20 y no se generaliza hasta los 70.

A partir de los años 80, el rosa se impuso definitivamente en la paleta de colores en miles de productos para niñas, desplazando a otras alternativas. Hasta el punto de que según Paoletti, en lo que se refiere a este tema hay mucha más diferenciación por sexos ahora que hace décadas.

noukies rosa azul

En la actualidad, estos “códigos de color” son muy utilizados por los padres, incluso antes de que nazcan sus hijos, es común que a la hora de preparar el ajuar para el bebé, el rosa se use para las niñas y el celeste para los niños, y que esos tonos se mantengan durante su desarrollo junto a la idea de que ellas deben ser “bonitas”, mientras que ellos debe ser “viriles”, concepto erróneo, como hemos visto al principio.

Parte de: http://www.enfolang.com/,  http://verne.elpais.com/.