¿Qué es una cuna convertible?


conver advance

Como su propio nombre indica, una cuna convertible es aquella que podemos transformar, con posterioridad a su uso como cuna, en “un dormitorio”: cama, escritorio, mesita de noche, estanterías, etc., es decir, compramos a la vez una habitación con dos funciones, la de dormitorio de bebé y, posteriormente, habitación infantil.evolución de los convertibles de Micuna

Existe en el mercado un extenso abanico de posibilidades a la hora de elegir este tipo de producto que escogeremos según complete nuestras exigencias. Ante todo debemos mirar su seguridad y, en segundo plano, el uso que podemos darle según nuestras necesidades, a la vez que su diseño (hay fabricantes que nos dan opciones para personalizarlas tanto en módulos como en colorido).

Según sean más o menos completas tendrán un precio más o menos alto:Princesa Alexa2

Cuna que se convierte en cama: simplemente consiste en que a la cuna le quitemos las barandillas. Se transforman en camas pequeñas con la misma medida que la cuna (normalmente la cuna tiene una medida de 140×70 cm). Pueden tener los mismos complementos que llevan las cunas de esta medida.

Cunas que se convierten en cama y escritorio:  utilizando el respaldo trasero de la cuna, aquí podemos encontrarnos con que la cama sea también de 140×70 cm o de 190×90.  Pueden tener los mismos complementos que llevan las cunas o según el fabricante, también cajonera para la cama.

despiece issy

Cunas que se transforman en dormitorio: Son las que se convierten en cama de 190×90 (algunas de 180×80) , además suelen ir acompañadas por muebles ( o módulos) que desde el primer momento podemos utilizar y dan la opción de incorporar debajo de la cama otra supletoria o cajones.

conver advance bco verde

Seguridad en la habitación del bebé


     A la hora de decorar la habitación de nuestro bebé, además de estar bonita, sobre todo debemos mirar la seguridad.

Una cuna y un colchón seguros son imprescindibles, pero además existen otros aspectos a tener en cuenta:

La cuna hemos de colocarla lejos de la ventana, persiana (para evitar riesgo de caídas), cables, tomas de corriente, cuerdas de cortinas, estufas, calentadores y otros elementos peligrosos. Los enchufes deberán estar correctamente tapados, pues una vez que comience a gatear deseará meter sus deditos en estos tentadores huecos a su alcance. Las estufas o calentadores deben estar protegidos de forma que el bebé tampoco se haga daño con ellos.

Durante los primeros meses de vida no debe dormir con almohada ni ningún tipo de muñeco o peluche en su cuna.

Tanto la cuna como los muebles de la habitación de tu bebé deben tener una altura adecuada que ofrezca seguridad a nuestro bebé.

No pongas repisas sobre la cuna.

Instala un monitor cerca de la cuna, para que siempre escuches lo que sucede en la habitación de tu bebé.

Es aconsejable tener a mano todos los utensilios de aseo que necesitas para tu bebé, con objeto de que NUNCA se quede solo sobre el vestidor o la bañera.

Intenta comprar  muebles  homologados cuyas esquinas sean redondas, pero si no es posible, es recomendable protegerlas con alguna goma para que no sean tan contundentes y afiladas, así cuando nuestro bebé comience a gatear no correrá ningún peligro.

Es aconsejable fijar a la pared los armarios y otros muebles de dimensiones considerables ya que de esta forma se evita que el bebé, en su intento de asirse a ellos para levantarse, pueda tirárselos encima.

Tanto puertas como cajones deben contar con elementos de seguridad que le impidan abrirlos y cerrarlos, así no se pillará las manos.

En cuanto a las ventanas, si la habitación las tiene demasiado bajas debemos colocarle rejas cuya distancia entre los barrotes no supere los 5 centímetros de ancho, o tomar cualquier otra medida para proteger al niño cuando crezca un poco. Es esencial no colocar objetos debajo de ellas que puedan facilitar al pequeño la escalada.

 Los juguetes que el bebé tiene a su disposición deben ser adecuados para su edad y realizados con materiales no tóxicos y cumplir la normativa de seguridad (para comprobarlo bastará revisar su etiqueta). Si en su nacimiento le han obsequiado juguetes para cuando sea mayor lo mejor es guardarlos y sacarlos cuando corresponda.

Además:

  • No coloques mesas ni adornos de vidrio o cristal.
  • No guardes elementos peligrosos como tijeras o alicates, en los cajones.
  • Nunca dejes bolsas a su alcance.