Crianza con apego o crianza natural


Conocido en inglés como Attachment Parenting, la crianza natural o crianza con apego es una corriente basada en los principios de la teoría del apego, término acuñado por el psiquiatra y psicoanalista John Bowlby en la psicología del desarrollo y posteriormente por el pediatra William Sears .

crianza naturalSegún la teoría del apego el niño tiene tendencia a buscar proximidad con una persona y sentirse seguro cuando esa persona está presente. Creando un fuerte enlace emocional de los padres con los hijos durante la infancia, también conocido como apego seguro, es precursor del desarrollo de una personalidad segura e independiente, un buen comportamiento, independencia, y relaciones buenas y sanas. Este tipo de crianza tendrá efectos positivos durante toda la niñez, adolescencia y adultez.

Según la teoría de Bowlby, el apego se considera parte de un sistema biológico y los niños están naturalmente unidos a sus padres porque son seres sociables, no simplemente porque necesitan a otras personas para satisfacer sus deseos; el apego es parte normal del desarrollo del niño.

Desarrollado por William Sears y su esposa Martha, se describe como  un estilo de cuidar al niño muy sensible, creativo (siguiendo sus instintos para responder a las necesidades de su hijo)  y atento. Promueve la crianza de los hijos a través de una cercanía tanto física como emocional.

Se trata de conocer al bebé desde su primer día de nacido y responder a lo que el instinto y el conocimiento nos dicta como correctos. Por eso, existen infinitas variantes en este tipo de crianza. Cada padre desarrolla su propio y singular estilo de crianza.

La Crianza Natural o Crianza del Apego tiene las siguiente 8 metas principales a seguir:

  1. Preparación para el embarazo, el nacimiento y la labor como padres.
  2. Alimentación con amor y respeto.
  3. Responder con sensibilidad.
  4. Utilizar la crianza de apego.
  5. Incluir la crianza también durante las noches.
  6. Proporcionar el cuidado cariñoso constante.
  7. Practicar la disciplina positiva.
  8. Esforzarse para un equilibrio en la vida personal y familiar

Algunos padres afines a la crianza con apego también eligen vivir una forma de vida familiar natural, tal como el parto natural, el nacimiento en casa, criar en casa, educación en el hogar, aprendizaje natural, el movimiento anti-circuncisión, ligas para la libertad de vacunación, porteo, salud natural, movimientos de cooperativa y consumo de alimentos orgánicos.

En España los máximos representantes y pioneros en la crianza con apego son el doctor CarlosCODODO - minicuna colecho González con su libro “Bésame mucho, cómo criar a tus hijos con amor”, la psicóloga Rosa Jové con su libro “Dormir sin lágrimas” y varias publicaciones más sobre la importancia de la lactancia materna, tanto para el desarrollo físico como emocional del bebé. Ha colaborado en la difusión del apego en las relaciones madre/niño. Dando una alternativa a la corriente mayoritaria.

La Asociación Española de Pediatría anima a los padres a realizar una lactancia prolongada, tal como aconseja la OMS porque proporciona al bebé la nutrición óptima y promueve un sistema inmunológico saludable, además éste sigue en contacto directo con la madre, aún fuera del útero.

También la Asociación Española de Pediatría ofrece a través de su página diversa información sobre el colecho, clasificándolo como una práctica beneficiosa tanto para la lactancia como para crear un “vínculo seguro” con el bebé, siempre y cuando se realice en forma segura.

De: http://www.asociacionsina.org/ , Wikipedia,

Las muselinas


64475_521260311381999_7162207518312395761_nLas muselinas son cuadros de tela hechos con hilo de algodón. Es un tejido muy fino, transparente y vaporoso, parecidos a una gasa pero con más cuerpo. Además, tienen la cualidad de que cuanto más se lavan, más suaves están, no precisan cuidados especiales.

Se sabe que fueron utilizadas por los egipcios y en Asia central para envolver a sus bebes hace miles de años. Y, tradicionalmente, también han sido usadas por nuestras bisabuelas, abuelas, madres …

Las mejores muselinas son las compuestas 100% algodón orgánico ya que no están tratadas con productos tóxicos nocivos que puedan perjudicar a la piel sensible de nuestro bebé.

Tienen infinidad de usos y pronto no podrás pasar sin ellas:

  • Para cubrirse cuando se está dando el pecho
  • Como protector para usar cuando haces el “flatito” al bebé
  • Para envolver al bebé recién nacido con la técnica swaddling o tamal (las de 120×120)
  • Como sábana en verano (tanto en la cuna como en la silla o capazo) técnica swaddling o tamal
  • Como manta de juegos en la calle o para sentarnos a jugar en el césped
  • Como sábana bajera cuando vamos de viaje (el bebé siente el olor familiar y no extraña la cuna)
  • Para cubrir al bebé duerme si refresca (o si llevamos el aire acondicionado encendido en el coche)
  • Para cubrir parte de la cara o cuerpo al bebé con algo ligero y nuestro olor y que lo use como dou-dou para dormir
  • Como babitas
  • Como cambiador cuando salimos de casa
  • Como toalla en la piscina o en la playa
  • Para poner entre nuestro cuerpo y el del bebé si estamos porteando en verano (para evitar que sudemos)
  • Simplemente para llevarla en el bolso y usarla en cualquier urgencia.

¿Qué es el porteo?


El porteo de bebés es lo que la especie humana, al igual que otros mamíferos, ha hecho desde siempre; se trata de algo tan simple como llevar con nosotros a nuestros pequeños.

La posición adecuada de un bebé a la hora de ser porteado será con la espalda en forma de “C”. Los bebés más pequeños irán en una postura adecuada cruzándoles las piernas en forma de “M” dentro del portabebés y los más mayores adoptando la postura “ranita” en la cual las corvas quedan más altas que la cadera del pequeño, ya que esta postura favorece el desarrollo adecuado de sus caderas, previniendo  la  displasia. Por este motivo siempre desecharemos las posturas en las que el bebé lleve la espalda pegada a nosotros y las piernas colgando, ya que no es posible con esa postura favorecer su desarrollo físico.

¿Qué beneficios tiene el porteo?

Además de los beneficios emocionales evidentes tanto para el bebé como para el padre o madre que le lleva cerca, el porteo tiene otras ventajas. Existen beneficios demostrados cuando el bebé tiene cólicos tanto por la postura que adoptan como por el calor de la cercanía de quien le lleva. Previene y ayuda a mejorar en caso de existir un problema de displasia evolutiva de cadera. En el caso de bebés con bajo peso se viene aplicando el método canguro con mejores resultados que las incubadoras que se venían utilizando hasta hace poco.

¿Qué métodos se pueden utilizar para llevar al bebé?snugly sling

Actualmente en el mercado hay diversos portabebés ergonómicos a la venta. Se podrían dividir en 3 grupos básicos:

A un hombro (pouch y bandoleras son los más usados).
A dos hombros (mochilas ergonómicas y mei tais y otros portabebés de origen asiático son los más conocidos).
Versátiles, es decir, que se pueden utilizar cargando el peso del bebé sobre un hombro o dos indistintamente. En este último grupo tenemos los fulares que, mediante diversos nudos, consiguen ir adaptándose a las necesidades del pequeño y sus papás a lo largo del tiempo.

Las preguntas más frecuentes:

¿Hasta qué edad puedo llevar a mi hijo conmigo?

La respuesta la dará el pequeño y la persona que le lleva. Es decir, lo dicta la comodidad de ambos. Si ve que su hijo siempre ha ido cómodo y deja de estar bien en el portabebés es el momento de plantearse cambiar de método de porteo o bien dejarlo.

¿Desde qué edad se puede utilizar un portabebés?

Hay portabebés adecuados para cada etapa y necesidad concreta y, por lo tanto, los hay para ser utilizados desde el nacimiento también. Por ejemplo, los fulares elásticos.

¿Es cómodo llevar a mi hijo? ¿No me dolerá la espalda?

Salvo casos en los que existan lesiones que desaconsejen cargar peso (caso en el cual tampoco se podría mantener al bebé en brazos largo tiempo) no hay razón para que sea negativo o incómodo. Lo que hemos de buscar es un reparto adecuado del peso mediante la elección del portabebés y su correcta colocación.

Fuente: Ser Doulas. Entrevista a Beatriz Fernández, técnico en Educación Infantil, doula, madre “Canguro” y asesora de “canguros”.

De:http://www.reproduccionasistida.org/