Si pelas a tu bebé, el pelo le sale más fuerte.


Esta afirmación es falsa.

Cuando nace un bebé, puede tener mucho más vello de lo habitual: hombros, algo de la espalda, orejas y frente, a este vello del recién nacido se le llama lanugo y suele caerse durante los primeros meses de vida. Galeria-fotografia-bebe-recien-nacido-02

El primer cabello que tienen los recién nacidos en la mayoría de los casos va perdiéndose en los primeros meses de vida, de modo que entre los 6-9 meses la mayoría están “pelones”.

Suele perderse más en la zona de roce de la cabeza con el colchón y en algunos casos en la parte superior de la cabeza, más tarde o  más temprano la mayoría acaban teniendo una distribución de cabello “poco estética”. Ante lo cual la mayoría de las mamás acaban optando por cortarles el pelo.

Es frecuente que se suela añadir: “Y así le sale más fuerte”.

La realidad es que el cortar el pelo no hace que salga más fuerte. De hecho hay muchos niños a los que se corta el pelo por tener poco y muy fino y sigue saliendo igual.

Cuando sale fino se suele volver a cortar pensando que necesita “otro corte para fortalecerse más”. Y al final a fuerza de dar el tiempo necesario se produce el cambio “de pelaje” por el definitivo y acaba teniendo un pelo más fuerte y abundante.

De: http://www.mipediatraonline.com/

Si tienes acidez tu bebé tendrá mucho pelo


Éardoresste es uno de los mitos más conocidos pero FALSO.

La cantidad de cabello depende de los genes que tu bebé herede. Si papá o mamá tienen mucho cabello, es bastante probable que tu bebé lo tenga también.

La acidez en el embarazo es una sensación de quemazón que a menudo se extiende desde la parte de abajo del esternón hasta la zona inferior de la garganta y tiene que ver con otros factores, normalmente es consecuencia de los cambios hormonales y físicos que se producen en tu cuerpo. Suele ocurrir una hora después de haber comido.

Tics para prevenir la acidez:

  • Evita los atracones y comidas copiosas.
  • Come varias veces a lo largo del día y en cantidades más pequeñas.
  • En lo posible evita los cítricos.
  • Come despacio, masticando la comida bien para facilitar su digestión.
  • Evita alimentos muy grasos, fritos, picantes, muy especiados …
  • Evita el café, refrescos con cafeína o teína, muy azucarados, con burbujas …
  • Conviene evitar comidas muy calientes o muy frías.
  • Procura cenar al menos dos o tres horas antes de ir a la cama y que la cena sea ligera.
  • Procura comer con tranquilidad y sin prisas.

acidez-durante-el-embarazo-por-el-crecimiento-del-utero-1024x938

Parte de http://www.bebesymas.com/