Dermatitis del pañal


dermatitis

La dermatitis del pañal es el problema en la piel más común en los bebés.

Llamamos dermatitis del pañal a la inflamación de la piel de la zona cubierta por el pañal. Se presenta como un enrojecimiento o eritema que afecta a las superficies que contactan directamente con el pañal, y en ocasiones afecta también a los pliegues debido a las especiales condiciones de humedad, maceración, fricción y contacto con orina, heces y otras sustancias (detergentes, plásticos, perfumes, etc.) que se producen en la zona cubierta por el pañal sobre todo hasta los 36 meses.

Se estima que entre un 7% y un 35 % de los niños tiene esta dermatitis en cualquier momento de su lactancia. Afecta por igual a ambos sexos, y se dice que la edad en que los bebés se encuentran más afectados es entre los seis y los doce meses de edad. Igualmente, la incidencia de dermatitis de pañal es tres o cuatro veces superior en los niños con diarrea.

¿Por qué sucede?

46A menudo la erupción se produce porque la piel se irrita por llevar los pañales sucios demasiado tiempo, por el roce que provocan al llevarlos demasiado apretados o porque el bebé es sensible a determinadas marcas de detergente para lavar la ropa, jabones o toallitas higiénicas para bebés. La protección de plástico del pañal también impide que el aire circule libremente en el interior, creando un medio húmedo y cálido que resulta un campo de cultivo idóneo para la proliferación de hongos y la aparición de erupciones.

Además, la introducción de nuevos alimentos en la dieta puede cambiar el contenido de las heces (caca) del bebé, lo que a veces provoca dermatitis del pañal. Y si se produce diarrea, la dermatitis también puede agravarse.

¿Cómo prevenirla?

  • Es aconsejable realizar una buena higiene de la zona, que debe permanecer siempre seca y limpia. La limpieza de la zona se realizará con agua tibia o con un jabón ácido o neutro. No uses toallitas que contengan alcohol o fragancia (si puedes usarlas impregnadas en aceite) puedes secar la zona con una toalla de algodón orgánico (más saludable y suave para tu bebé).balsamo-y-toalla
  • Son imprescindibles los cambios frecuentes de pañal, e incluso en niños con episodios repetidos es conveniente mantenerlos unas horas al día sin pañales. Parece claro que el factor crucial en la prevención de la dermatitis irritativa del pañal parece ser el número de cambios de pañal al día.
  • Espera a que al bebé se le seque la piel completamente antes de ponerle un pañal nuevo. Debemos secar la piel cuidadosamente dando unos toquecitos con un paño suave (frotar la piel puede provocar irritación)
  • Aplicaremos en cada cambio de pañal, un producto protector que aísle la piel del contacto con el pañal. Para este fin, son adecuadas las pastas o pastas al agua con óxido de zinc.
  • Colocaremos el pañal de forma que quede holgado y no irrite la piel del bebé. Primero limpiaremos la zona usando una manopla suave y húmeda, bolitas de algodón o toallitas limpiadoras para bebés, limpia delicadamente sus partes íntimas de delante a atrás (nunca al revés, sobre todo en las niñas, para evitar extender las bacterias que podrían provocar infecciones urinarias).Si quieres puedes levantarle las piernas sosteniéndolo por los tobillos para acceder mejor a sus partes íntimas. No olvides de limpiarleDermatitis-panal los pliegues que se forman en los muslos y las nalgas. Si se trata de un niño, cúbrele el pene con un pañal limpio durante el cambio de pañales porque la exposición al aire a menudo desencadena la micción (encima tuya, en las paredes o cualquier otra cosa que esté cerca). Una vez  lavadas las partes íntimas del bebé, sécalo con una toallita limpia y aplícale pomada.
  • Los pañales actuales desechables extra-absorbentes contienen un material absorbente en gel dentro del núcleo de celulosa. El material absorbente en gel es un poli-acrilato sódico con uniones cruzadas, que tiene la capacidad de absorber varias veces su propio peso de orina. Si usas pañales de tela, enjuágalos varias veces después de cada lavado para eliminar cualquier resto de jabón o detergente que pudiera irritar la piel del bebé. Al lavar la ropa del bebé, evita utilizar suavizantes o perfumes para la lavadora o la secadora, que también podrían irritarle la piel.
  • Si tienes cuidado la dermatitis del pañal suele desaparecer en dos o tres días.

Parte de: http://www.aeped.es/, http://kidshealth.org/,

Fontanelas y costra láctea


fontanelaCuando viene al mundo, el bebé es “ese gran desconocido”, muchas veces no sabemos qué hacer, nos advierten sobre el cuidado  del cordón umbilical, de la fontanela, al lavar la cabecita  … pero, para los que no somos especialistas, y sobre todo cuando somos “novatas” y “novatos”, se abre un mundo de inseguridades.

La palabra fontanela viene del latín y significa “ventana”. Mayormente conocemos por  fontanela o mollera a  ese pequeño hundimiento en la cabeza, encima de la frente, que tiene el bebé cuando viene al mundo, pero esta es la fontanela mayor o anterior, también existe la posterior que se encuentra en la coronilla ¿sabías que hay 6?. Empezaré por explicar qué son y para qué sirven.

Las fontanelas son unas zonas de unión situadas entre los huesos de la cabeza, estos amoldamiento craneo bebéespacios blandos entre los huesos del cráneo van a facilitar en primer lugar que la cabeza pueda amoldarse durante el parto y posteriormente va a permitir que el cerebro tenga el suficiente espacio para poder desarrollarse, no poseen la dureza del hueso  y se encuentran recubiertas por una capa fibrosa, de consistencia membranosa y flexible, lo suficientemente dura para proteger el cerebro del bebé.

Estarán sin suturar o cerrar durante aproximadamente 12 a 18 meses, después conforme el bebé va creciendo, se van cerrando.

La palpación de las suturas y de las fontanelas craneales es uno de los medios para determinar el crecimiento y el desarrollo de los niños, es decir, nos alertan sobre si existe algún problema en la cabeza de nuestro bebé. La forma correcta de examinarlas consiste en colocar al niño en posición semi-sentada entre las piernas y los brazos de la madre.

La costra del lactante es una capa de escamas aceitosas y amarillentas de aspecto costradesagradable que aparece en el cuero cabelludo de muchos bebés, a causa de la influencia de las hormonas maternas que les llegan inmediatamente antes de su nacimiento. Viene a ser un exceso de actividad de las glándulas productoras de sebo que hay en la piel, en este caso estimuladas por las hormonas maternas, que al impregnar con su grasa las células que descama normalmente la piel, impide que se desprendan y hace que formen esas costras en el cuero cabelludo del bebé y, a veces, también en sus cejas.

La tienen entre un 10 y un 15% de los bebés y se observa por primera vez antes de los tres meses y, como muy tarde, deja de brotar a los 10 ó 12.

Normalmente no pica ni causa molestias de ningún tipo, sólo se trata por motivos estéticos.

En algunas ocasiones la costra láctea (no tiene nada que ver con la leche), se formaCarelia-Champu-Gel sobre la fontanela porque no se ha lavado con naturalidad, y desaparece cuando se lava sin temor con un champú suave normal. Pero cuando las costras son muy gruesas, deben reblandecerse untándolas con vaselina, aceite de almendras o aceite de oliva una hora antes del baño, con lo que después resulta fácil eliminarlas pasando un cepillo suave, NUNCA con las uñas.

La costra láctea es sólo una manifestación más de un problema general de la piel del bebé; el más frecuente es la dermatitis seborreica, una enfermedad hereditaria muy común, que además de las escamas del cuero cabelludo, ocasiona enrojecimientos en la zona del pañal, las axilas, tras las orejas y en otros pliegues de la piel.

En este vídeo podéis ver cómo tratar las costra láctea:

Parte de: http://bebe.consumer.es/