¿Cómo comprar una bañera para bebés?


Existen muchos modelos de bañeras y diversas marcas que las comercializan.Dada la importancia del baño para nuestro bebé, es primordial saber qué mirar a la hora de elegir la bañera en la que vamos a vivir con él ese momento en el que disfrutan tan especialmente.

Es importante mirar si la bañera está sostenida por una estructura sólida, es conveniente que esté completamente estable por si nuestro bebé se mueve no tener riesgo de que se caiga.

Si escogemos un modelo que además de bañera es un mueble con cajones y ruedas (bañera-cómoda), debemos asegurarnos de que el freno está bien y que las ruedas no se atascan.

Hay bañeras en las que la tapa o encimera que las cubre existe un seguro para que, al cerrarlas, no haya peligro de que sin querer, golpeemos a nuestro bebé. bbj1

Todas las partes de la bañera deben ser lavables o fáciles de limpiar.

El tubo de desagüe debe ser fácilmente extraíble para poder vaciarla sin ningún tipo de problema.

También cabe la posibilidad de que elijamos destinarla al cuarto de baño o a la habitación del bebé:

Si nos decidimos por la primera opción, existen bañeras para poder ser situadas encima de bidet y así ahorrar espacio, o para colocarlas en el plato de ducha, éstas se pliegan con facilidad, compactándose y ocupando el mínimo espacio posible, incluso se pueden guardar en un lateral del plato de ducha sin que moleste a los adultos cuando tengan que utilizar la ducha.

Igualmente podemos decidirnos por una bañera multiusos, es decir, que nos sirva tanto para usarla en plato de ducha como en la bañera, y que podamos llevárnosla si nos vamos de vacaciones o dejamos al bebé en casa de los abuelos.

O como esta innovadora bañera que ha sido desarrollada gracias al trabajo en equipo de técnicos especialistas, matronas y padres, y que permite a estos disfrutar del baño, con la tranquilidad de supone un producto seguro y confortable para nuestro bebé, esta  se le puede añadir su soporte con toallero y la hamaca Aquasit.

Esta cubeta incorpora un termómetro para saber en todo momento a qué temperatura está el agua, 2 dispensadores para jabón y, además, se vacía cómodamente sin necesidad de meter la mano en el agua. Se ajusta mediante un ‘click’ a su soporte, plegable y de dimensiones reducidas, para poder colocarlo en cualquier parte del baño. El soporte tiene toallero y espacio para la esponja, se le  puede añadir una hamaca Aquasit, ergonómica y con ventosa para mayor sujección, que nos permitirá tener las dos manos libres en todo momento. En el siguiente vídeo se ven claramente las ventajas de esta preciosa bañera de diseño y sus complementos:

También podemos encontrar en el mercado bañeras que, una vez usadas como tales, se les puede dar otra utilidad: juguetero, baúl, cesta de la ropa … etc. con lo que perduran en el tiempo y habremos rentabilizado nuestra compra.

Si nos decidimos por situarla en el dormitorio, existen bañeras a juego con la cuna y con el mobiliario que escojamos para su habitación.

valeria arena

Hay en el mercado distintos accesorios para introducir en la bañera del cuarto de baño y disfrutar de él con nuestro bebé.


baño

Parte de: http://www.puericulturalara.com/

Seguridad en la habitación del bebé


     A la hora de decorar la habitación de nuestro bebé, además de estar bonita, sobre todo debemos mirar la seguridad.

Una cuna y un colchón seguros son imprescindibles, pero además existen otros aspectos a tener en cuenta:

La cuna hemos de colocarla lejos de la ventana, persiana (para evitar riesgo de caídas), cables, tomas de corriente, cuerdas de cortinas, estufas, calentadores y otros elementos peligrosos. Los enchufes deberán estar correctamente tapados, pues una vez que comience a gatear deseará meter sus deditos en estos tentadores huecos a su alcance. Las estufas o calentadores deben estar protegidos de forma que el bebé tampoco se haga daño con ellos.

Durante los primeros meses de vida no debe dormir con almohada ni ningún tipo de muñeco o peluche en su cuna.

Tanto la cuna como los muebles de la habitación de tu bebé deben tener una altura adecuada que ofrezca seguridad a nuestro bebé.

No pongas repisas sobre la cuna.

Instala un monitor cerca de la cuna, para que siempre escuches lo que sucede en la habitación de tu bebé.

Es aconsejable tener a mano todos los utensilios de aseo que necesitas para tu bebé, con objeto de que NUNCA se quede solo sobre el vestidor o la bañera.

Intenta comprar  muebles  homologados cuyas esquinas sean redondas, pero si no es posible, es recomendable protegerlas con alguna goma para que no sean tan contundentes y afiladas, así cuando nuestro bebé comience a gatear no correrá ningún peligro.

Es aconsejable fijar a la pared los armarios y otros muebles de dimensiones considerables ya que de esta forma se evita que el bebé, en su intento de asirse a ellos para levantarse, pueda tirárselos encima.

Tanto puertas como cajones deben contar con elementos de seguridad que le impidan abrirlos y cerrarlos, así no se pillará las manos.

En cuanto a las ventanas, si la habitación las tiene demasiado bajas debemos colocarle rejas cuya distancia entre los barrotes no supere los 5 centímetros de ancho, o tomar cualquier otra medida para proteger al niño cuando crezca un poco. Es esencial no colocar objetos debajo de ellas que puedan facilitar al pequeño la escalada.

 Los juguetes que el bebé tiene a su disposición deben ser adecuados para su edad y realizados con materiales no tóxicos y cumplir la normativa de seguridad (para comprobarlo bastará revisar su etiqueta). Si en su nacimiento le han obsequiado juguetes para cuando sea mayor lo mejor es guardarlos y sacarlos cuando corresponda.

Además:

  • No coloques mesas ni adornos de vidrio o cristal.
  • No guardes elementos peligrosos como tijeras o alicates, en los cajones.
  • Nunca dejes bolsas a su alcance.