Las estrías en el embarazo


estrias-embarazo_6.jpg

Los cambios hormonales en el embarazo también afectan a la piel, por ello nos salen las estrías que pueden aparecer tanto en el pecho como en el vientre, piernas y glúteos.

Son pequeñas marcas que se producen cuando las fibras de colágeno y elastina de la dermis se rompen. Cuando la piel se estira, las fibras con menor elasticidad se rompen y dejan una pequeña cicatriz, una especie de línea hundida.

Seremos más propensas a que nos salgan estrías si:

  • Aumentamos mucho peso rápidamente.
  • Esperamos dos bebés o más.
  • Nuestro bebé es muy grande.
  • Tenemos exceso de líquido amniótico.

Según la pigmentación de la piel de la embarazada las vemos de un color u otro, así las mujeres de piel clara presentan estrías de color rosa, primero, después rojo y finalmente púrpura, en las mujeres de piel morena se oscurecen.

Suelen aparecer al final del tercer trimestre del embarazo cuando el útero ya ha crecido en proporción al tamaño del feto.

Son difíciles de prevenir pero si seguimos los siguientes pasos contribuiremos a ello:

  1. Es fundamental hidratar la piel dos veces al día para que conserve su elasticidad natural y esté preparada para resistir la distensión producida por el aumento de volumen corporal en el embarazo, para ello podemos utilizar cremas hidratantes específicas para el pecho y para el vientre que estimulen el crecimiento de las células y que además nos calmarán si sufrimos molestos picores. Es aconsejable aplicarlas desde el inicio del embarazo por la mañana y por la noche.
  2. Debemos beber mucha agua, al menos dos litros, al beber agua hidratamos la piel desde el interior y favorecemos su elasticidad. Además, beber agua es esencial para el buen funcionamiento de nuestro organismo.
  3. Realizar ejercicio regularmente. Mantenerse en forma durante el embarazo es muy importante para estar bien y, además, un buen tono muscular evita las microroturas de la piel.
  4. Evitemos la exposición al sol. Y en caso de hacerlo, debemos usar siempre un buen protector solar y, después, una loción aftersun muy hidratante.
  5. Masajear la piel, Los masajes circulares en las zonas conflictivas –pecho, caderas, tripa y muslos- al aplicar la crema antiestrías estimulan la circulación. Para fortalecer la piel también puedes darte suaves pellizquitos.
  6. Activar la circulación. La mejor forma de activar la circulación es tomar una ducha o baño con agua fría o semifría.
  7. Tener una alimentación sana y equilibrada, es muy importante tomar proteínas –carne y pescado- y alimentos ricos en vitamina A, E, C y en magnesio.
  8. Es importante que usemos un sujetador que se adapte al tamaño del pecho. Ayudará a la piel a enfrentarse a los grandes cambios de volumen de esta etapa.
  9. Usemos la crema antiestrías dos o tres meses después del parto, hasta que la piel vuelva a su estado natural. A veces, las estrías aparecen después de tener al bebé. Son importantes los masajes en pecho y el vientre, pues ayudan a reactivar la circulación.
  10. Es importantísimo NO FUMAR ya que el tabaco está completamente contraindicado durante el embarazo porque daña al bebé pero también la piel. Disminuye la producción de colágeno y elastina y, por lo tanto, favorece la aparición de estrías.

Lo bueno es que las estrías se notarán cada vez menos después de dar a luz. Pero si han pasado algunos meses y aún se notan demasiado, podemos consultar a un dermatólogo para recibir tratamiento, aunque la mayoría de ellos sólo han demostrado tener una eficacia moderada.

Durante el embarazo y lactancia no se recomienda someterse a ningún tipo de tratamiento cosmético. Lo único que se puede recibir son masajes de relajación en espalda y piernas, sin ningún tipo de aparato.

Una vez recuperadas de nuestro embarazo tenemos dos formas para optar a hacer desaparecer las estrías, que nos recomendará nuestro dermatólogo:

  1. La glicerina es altamente efectiva. Se trata de una crema pegajosa que ayuda a cicatrizar las zonas dañadas muy bien.
  2. El uso de crema de isotretinoina (normalmente conocida por el nombre comercial Retinol-A), o de ácido glicólico. No utilices los tratamientos con Retinol-A durante el embarazo, ya que no están recomendados para embarazadas ni para mujeres que dan el pecho.
  3. El tratamiento con láser. Existe cierta evidencia de que ese tipo de tratamiento puede estimular la producción de colágeno y ayudar a recuperar la elasticidad de la piel en estrías hundidas. También puede producir cambios en la pigmentación, para que las estrías se asemejen al color de tu piel.

Parte de: http://www.elbebe.com/, http://espanol.babycenter.com/, http://belleza.uncomo.com/, http://www.serpadres.es/, http://www.todopapas.com/

¿Qué tipo de crema hidratante uso?


parto-humanizado-En mi opinión, la crema hidratante es el producto con el que tenemos que tener más cuidado puesto que es el que se queda en la piel de nuestro bebé para ser absorbida. Mientras que los geles y champús después se enjuagan y la colonia tenemos la posibilidad de no ponérsela directamente en la piel, la crema hidratante permanece en su cuerpo.

Con esto quiero decir que, si es importante que colonias, geles y champús sean lo más naturales posible, hemos de incidir especialmente en ello con las cremas hidratantes que usemos.

Por supuesto debemos buscar una crema dermatológicamente testada, sin derivados del petróleo, siliconas, sulfatos, colorantes, aceites minerales, Peg’s, ftalatos, alergenos, etc.

Dado que la piel de un bebé sano está más hidratada que la de un adulto, no es necesario aplicarle productos para hidratarla todos los días, pero al ser tan placentero el contacto tanto para el bebé como para los padres, sobre todo si lo acompañamos de suavesmasaje-bebe masajes por todo el cuerpo, se puede aplicar una hidratación habitual. Para hidratar la piel del bebé es conveniente utilizar una hidratante hipoalergénica especial para recién nacidos, en crema o en aceite.

Las caricias tranquilizan a nuestro bebé al tiempo que nuestra cercanía estimula sus sentidos, no sólo el del tacto. El bebé después del masaje duerme más tranquilo y come mejor. Los masajes alivian los gases que causan molestias al bebé. Se refuerzan vínculos y se comparte un tiempo fabuloso. No olvidemos que tocar al bebé favorece su desarrollo.

Las zonas más delicadas, como la barbilla o el culete, que son más propensas a estar húmedas, y donde se forman pliegues, requieren mayor hidratación (es donde más suciedad se acumula y donde más irritaciones aparecen).

Carelia-Leche-CorporalCuando apliquemos crema, debemos tener presente la piel que se encuentra detrás de las orejas, que es fina y propensa a descamarse, por tanto hay que hidratarla con frecuencia. El empeine es otra de las zonas que requieren mucha hidratación y que suele pasar desapercibida.

La Leche Corporal Hidratante de Carelia Petits Natural Care sirve para suavizar la piel y para el masaje del bebé. Se compone de una fórmula sedosa, fina y agradable indicada también para bebés y niños con piel sensible o atópica que precisan un especial cuidado. Enriquecida con extracto de avena y aceite de algodón de propiedades emolientes y regenerantes. La manteca de Karité, aceite de almendras dulces y aloe vera ricos en vitaminas A, D, E y F , B1, B2, B6 y ácidos grasos para proteger, hidratar, calmar y prevenir las irritaciones de la piel.

Leche corporal Carelia

En resumen, la Leche Corporal Hidratante Carelia Petits tiene todas las cualidades que debe tener una crema especializada para bebés con pieles sensibles y atópicas, incluso tiene efecto calmante ante la picadura de mosquitos:

  • Fresca de textura aterciopelada sin engrasar
  • Para una piel hidratada y un masaje relajante que estimule los sentidos de los más pequeños
  • Ideal para toda la familia
  • Dermatológicamente testada
  • Alta tolerancia, clínicamente probada incluso en pieles sensibles y atópicas

Masajes para nuestro bebé:

La primera forma de comunicación con tu pequeño es el tacto. Nada mejor que un masaje para su cuidado por sus múltiples beneficios tanto a nivel físico como a nivel emocional.

Se basa en la atención y respeto hacia el niño, no se trata sólo del contacto de piel con piel, sino de percibir sensaciones agradables a través del contacto visual, del oído, del olfato y de las caricias que contribuyen de forma muy positiva a reforzar el vínculo afectivo entre padres e hijos.baby-care

Los masajes infantiles tienen múltiples beneficios tanto para los bebés y los niños que los reciben, como para los papás que se los dan:

Para los bebés:

  • Salud: permite mantener su bienestar mejorando el desarrollo neurológico y del sistema inmunológico. Ayuda a regular su sistema digestivo, respiratorio y circulatorio. Ayuda a aliviar el malestar de los gases y los cólicos, la congestión y la dentición.
  • Disminuye la producción de las hormonas del estrés porque les ayuda a aprender a relajarse, aumentando así la segregación de endorfinas
  • Reduce el llanto
  • Facilita un sueño más largo y de mejor calidad
  • Les proporciona seguridad
  • Contribuye a aumentar su autoestima
  • Estrecha los vínculos positivos con sus papás

Para los papás:

  • Proporciona un tiempo especial de complicidad, mejorando la comunicación entre ambos. Fomenta la interacción
  • Ayuda a entender y responder a las señales no verbales del bebé o del niño. Refuerza el instinto y la intuición
  • Aumenta la capacidad de ayudar a tu hijo en momentos de estrés
  • Compensa las ausencias de los padres, disminuye los inconvenientes de estar separados
  • Representa un espacio y un tiempo de diversión muy positivo

Algunas investigaciones sugieren que el mejor momento para dar masajes a tu hijo es cuando está despierto y se siente feliz. Debido a que puede notar fácilmente tu estado de ánimo y tus emociones, es importante estar tranquilos y relajados.

Cuando estéis listos para el masaje, utiliza nuestra Leche Corporal Hidratante Carelia Petit Natural Care, una fórmula ligera y sedosa que dejará su piel suave e hidratada.

* IMPORTANTE:  Si estás dando el pecho, no uses la crema hidratante sobre tus senos (el bebé podría ingerirla).

Parte de: http://www.carelia.es/guiainfantil