Crianza con apego o crianza natural


Conocido en inglés como Attachment Parenting, la crianza natural o crianza con apego es una corriente basada en los principios de la teoría del apego, término acuñado por el psiquiatra y psicoanalista John Bowlby en la psicología del desarrollo y posteriormente por el pediatra William Sears .

crianza naturalSegún la teoría del apego el niño tiene tendencia a buscar proximidad con una persona y sentirse seguro cuando esa persona está presente. Creando un fuerte enlace emocional de los padres con los hijos durante la infancia, también conocido como apego seguro, es precursor del desarrollo de una personalidad segura e independiente, un buen comportamiento, independencia, y relaciones buenas y sanas. Este tipo de crianza tendrá efectos positivos durante toda la niñez, adolescencia y adultez.

Según la teoría de Bowlby, el apego se considera parte de un sistema biológico y los niños están naturalmente unidos a sus padres porque son seres sociables, no simplemente porque necesitan a otras personas para satisfacer sus deseos; el apego es parte normal del desarrollo del niño.

Desarrollado por William Sears y su esposa Martha, se describe como  un estilo de cuidar al niño muy sensible, creativo (siguiendo sus instintos para responder a las necesidades de su hijo)  y atento. Promueve la crianza de los hijos a través de una cercanía tanto física como emocional.

Se trata de conocer al bebé desde su primer día de nacido y responder a lo que el instinto y el conocimiento nos dicta como correctos. Por eso, existen infinitas variantes en este tipo de crianza. Cada padre desarrolla su propio y singular estilo de crianza.

La Crianza Natural o Crianza del Apego tiene las siguiente 8 metas principales a seguir:

  1. Preparación para el embarazo, el nacimiento y la labor como padres.
  2. Alimentación con amor y respeto.
  3. Responder con sensibilidad.
  4. Utilizar la crianza de apego.
  5. Incluir la crianza también durante las noches.
  6. Proporcionar el cuidado cariñoso constante.
  7. Practicar la disciplina positiva.
  8. Esforzarse para un equilibrio en la vida personal y familiar

Algunos padres afines a la crianza con apego también eligen vivir una forma de vida familiar natural, tal como el parto natural, el nacimiento en casa, criar en casa, educación en el hogar, aprendizaje natural, el movimiento anti-circuncisión, ligas para la libertad de vacunación, porteo, salud natural, movimientos de cooperativa y consumo de alimentos orgánicos.

En España los máximos representantes y pioneros en la crianza con apego son el doctor CarlosCODODO - minicuna colecho González con su libro “Bésame mucho, cómo criar a tus hijos con amor”, la psicóloga Rosa Jové con su libro “Dormir sin lágrimas” y varias publicaciones más sobre la importancia de la lactancia materna, tanto para el desarrollo físico como emocional del bebé. Ha colaborado en la difusión del apego en las relaciones madre/niño. Dando una alternativa a la corriente mayoritaria.

La Asociación Española de Pediatría anima a los padres a realizar una lactancia prolongada, tal como aconseja la OMS porque proporciona al bebé la nutrición óptima y promueve un sistema inmunológico saludable, además éste sigue en contacto directo con la madre, aún fuera del útero.

También la Asociación Española de Pediatría ofrece a través de su página diversa información sobre el colecho, clasificándolo como una práctica beneficiosa tanto para la lactancia como para crear un “vínculo seguro” con el bebé, siempre y cuando se realice en forma segura.

De: http://www.asociacionsina.org/ , Wikipedia,

Lactancia materna y enfermedad


Si estoy enferma en un proceso leve (gripe, resfriado, infección de orina, flemón dental, diarrea) le puedo seguir dando el pecho a mi bebé

Verdadero. Todas las enfermedades leves de la madre son compatibles con seguir dando el pecho. Una de las ventajas de la leche materna es que, cuando el cuerpo de la madre produce defensas para combatir una enfermedad, estas defensas también pasan a su bebé a través de la leche de forma que la madre le ayuda a protegerse de la misma enfermedad.

lactancia-materna

Las luces de compañía


bebes-llorando-de-nocheEl miedo a la oscuridad se considera un temor evolutivo, una etapa normal dentro del desarrollo de los niños. De hecho, uno de cada tres niños de entre 3 y 5 años la teme. Esto no significa que no haya que hacer nada al respecto: se debe ayudar al niño a superarlo, con el fin de que la noche sea un momento de descanso y no derive en fobias más graves y en un drama para los padres.

Noukie's

Pincha encima de la imagen para conocer Noukie’s

Es recomendable dejar encendida una  luz muy tenue (luz de compañía) que casi no ilumine pero que sí deje algo de claridad en la habitación. Puede ser una lámpara o bien apliques que se colocan en la pared.

Las luces de compañía o muñecos con luz, emiten una suave luz tranquilizadora que conforta al bebé. Estas luces emiten un suave destello que ayudan al niño a no tener miedo pero a la vez le permiten dormirse. Podríamos decir que es una gran compañera de sueños.

Una habitación completamente a oscuras puede asustar a nuestro hijo. Para evitarlo, mientras aún sea muy pequeño, y que no tenga miedo cuando comience a dormir solo en su habitación, es recomendable usar este tipo de luces que se mantiene encendida por la noche y emite una iluminación tenue y relajante que le ayude a asociar oscuridad con relajación y tranquilidad de forma que sin molestarle, le ayude a dormir. Muchas se encienden y apagan según la luz ambiental, no se calientan y duran mucho tiempo sin necesidad de recambio. Algunas van acompañadas por mandos a distancia para que, sin necesidad de entrar a la habitación, puedan ser reguladas por los padres.

Otro uso muy práctico es que las mamás pueden dar el pecho a los bebés sin necesidad de encender la luz de la habitación, así no se espabilan.

Para los padres este tipo de luces son una excelente idea. Las personas que las han probado comentan que han sido para ellas un elemento de apoyo imprescindible para acabar con las pesadillas y los temores nocturnos de sus niños más mayores y la tranquilidad y el bienestar para sus niños más pequeños, por lo que, como veis,  es algo que se usa durante un largo período de tiempo.

 3214253

Una luz de compañía puede ser la diferencia entre un bebé o un niño llorando toda la noche y un bebé o un niño que duerma plácidamente.

Dejar una luz tenue no implica que los adultos enciendan la luz principal de la habitación del niño cuando se ponga a llorar. Si el pequeño se despierta asustado en mitad de la noche y llora o llama a los mayores, hay que tranquilizarle sin encender las luces.

La luz encendida alimentará el problema, pues ratificará la idea de que la oscuridad da miedo y que, por el contrario, la luz lo quita.