Estilo Shabby Chic decorativo


Para definir este estilo decorativo empezaré por traducir el significado del término inglés: “shabbyshabby chic cuna doselsignifica desgastado o desaliñado, “chic”, significa distinguido, elegante o de moda. Así que, como podemos deducir, en este estilo se utilizan elementos viejos o antiguos mezclados con algunos más modernos, que ayudan a darle ese aspecto moderno y lucido.

Como su propio nombre indica es un estilo originario de Gran Bretaña y cada día está más de moda.

Se distingue por utilizar una paleta de colores pastel, tales como rosa, verde agua, etc. con predominancia del blanco. También es propio del estilo la preponderancia de flores en los diseños.sahby chic tonalidades

Los materiales naturales son los más característicos del shabby chic. Este estilo se decanta preferentemente por la piel, el cuero, el lino, el hierro o la madera (sin olvidar que deben tener un aspecto desgastado y que se pueda ver en ellos el paso del tiempo),

Estampados florales, marcos de madera labrada, pantallas para lámparas con look nostálgico, papel pintado con motivos románticos, adornos orientales y motivos cachemir tienen cabida en esta tendencia aunque lo verdaderamente importante es que los colores se adapten de forma armoniosa al conjunto general, mezclando motivos y tonos para alcanzar la atmósfera shabby.

Si lo quieres hacer tú, lo ideal es reciclar muebles antiguos o de tiendas de antigüedades pero si no tienes esa opción, se pueden utilizar muebles normales y darles un aspecto de desgastado con la técnica del decapado.

estilo shabby chic

De: Wikipedia, https://www.westwing.es/,

.

Estilo moderno decorativo


El estilo decorativo moderno se caracteriza por las líneas rectas, cuna-harmony GRISsuperficies lisas y la organización, se trata de un estilo fundamentalmente práctico y funcional para gente que no dispone de tiempo para preocuparse y ocuparse del polvo de los ornamentos y de un montón de objetos innecesarios por todas partes. Sus principios son parecidos a los del minimalismo, esto quiere decir que para un dormitorio infantil moderno debemos huir de la recarga y de los elementos de relleno y centrarnos solo en los elementos esenciales y en el orden del espacio.

Se basa en un mobiliario simple, en tonos oscuros de maderas o negro, que dan un toque de sofisticación y elegancia a las habitaciones. También los colores crudos, blancos y los tonos de rojo forman parte de la paleta moderna, ayudando a destacar las líneas rectas de los muebles que se convierten además en la esencia de la decoración.

No admite demasiados objetos decorativos, sino por el contrario, solo unos pocos, muy bien seleccionados, exclusivos y ubicados estratégicamente en cada habitación.

Consejos básicos:

  • Las maderas lacadas, aglomeradas o contrachapadas, el vidrio (metacrilatos enmoderno 2 MICUNA-WEBMUEBLE-46327-M-1 caso de ambientes infantiles), el metal o la piel son sus materiales estrella.
  • La combinación de todos los materiales es otra de las claves a tener presente.
  • La claridad de un espacio moderno es esencial y para ello potenciaremos la entrada de luz natural y el color claro en la estancia. Para lo primero, como decimos potencia al máximo la luz natural a través de tus ventanas. Y para cuando llegue la noche, usaremos halógenos de luz blanca.
  • En cuanto al color, usaremos tonos blancos, grises o beiges, y a partir de ahí introduciremos color y vitalidad a través de los complementos. La elección de los colores es personal (siempre y cuando combinen bien, claro), pero nunca usaremos más de tres colores.
  • Tampoco debemos abusar de los accesorios ya que este estilo es eminentemente práctico. Los elementos deben estar muy escogidos y que “brillen” con luz propia, cada elemento debe convertirse en protagonista de su zona de forma que no haya otro elemento cerca que compita por la “popularidad”.
  • Podemos pintar las paredes formando paneles de diferentes colores o todas las paredes en tonos lisos dentro de la paleta de los tonos que pongamos en la habitación: grises, blancos, beiges.

El estilo moderno es muy versátil, adaptable a diferentes gustos únicamente hay que tener buen gusto y criterio para realizar las combinaciones adecuadas.

estilo moderno

Parte de: http://bloghogar.com/, http://www.decopasion.com/

Ictericia en recien nacidos


ictericiabebe

Muchas empezamos a conocer esta palabra cuando el bebé está en el mundo, por eso me parece interesante hablar de este tema. Empecemos por el principio:

La bilirrubina es un pigmento de color amarillo anaranjado que encontramos en la bilis (sustancia que produce el hígado).

Cuando una pequeña cantidad de glóbulos rojos viejos es reemplazada por nuevos glóbulos rojos, la bilirrubina queda en nuestro organismo, de forma que nuestro hígado ayuda a descomponerla para que nuestro cuerpo pueda eliminarla a través de las heces. Pero el hígado del bebé no ha desarrollado su capacidad para procesar la bilirrubina que se produce con la destrucción de glóbulos rojos, cuando existen valores altos en la sangre, lo más habitual es que aparezca la ictericia o ictericia fisiológica (es cuando decimos que el bebé está amarillo). Es más fuerte cuando el bebé tiene entre 2 y 4 días, y normalmente desaparecerá en 2 semanas sin haber causado ningún problema.

Es normal que un bebé tenga un nivel de bilirrubina un poco más alto después del nacimiento porque  cuando está creciendo en el vientre de la madre, la placenta (lugar donde se alimenta el bebé mientras está dentro de su madre) elimina la bilirrubina de su cuerpo. Después del nacimiento, el hígado del bebé comienza a hacer este trabajo y puede pasar algún tiempo para que su hígado  sea capaz de hacerlo  eficientemente.

Los médicos, el personal de enfermería y los miembros de la familia vigilarán en busca de signos de ictericia en el hospital y después de que el recién nacido se vaya para casa. En la mayoría de los hospitales revisan los niveles de bilirrubina total en todos los bebés más o menos a las 24 horas de nacidos.Los bebés prematuros tienen mayor probabilidad de tratamiento en niveles de bilirrubina bajos.

Un bebé necesitará tratamiento si el nivel de bilirrubina es demasiado alto o se está elevando con mucha rapidez. Necesita entonces que lo mantengan bien hidratado con leche materna o leche maternizada (fórmula), alimentándolo con frecuencia (hasta 12 veces al día) para estimular las deposiciones frecuentes, lo cual ayuda a eliminar la bilirrubina a través de las heces y mediante un tratamiento de fototerapia (es cuando nos dicen que tiene que darle la luz del sol).

A todas las mujeres embarazadas se les deben practicar pruebas del grupo sanguíneo y anticuerpos inusuales. Si la madre es Rh negativa, se recomienda hacer pruebas de seguimiento en el cordón umbilical del bebé. Esto también puede hacerse si el grupo sanguíneo de la madre es O+, pero no necesariamente se requiere si se lleva a cabo un control cuidadoso.

De todos modos SIEMPRE consulta a tu pediatra que será quien diagnostique acertadamente lo que tiene tu bebé.

Parte de: http://www.nlm.nih.gov/medlineplus/

Las luces de compañía


bebes-llorando-de-nocheEl miedo a la oscuridad se considera un temor evolutivo, una etapa normal dentro del desarrollo de los niños. De hecho, uno de cada tres niños de entre 3 y 5 años la teme. Esto no significa que no haya que hacer nada al respecto: se debe ayudar al niño a superarlo, con el fin de que la noche sea un momento de descanso y no derive en fobias más graves y en un drama para los padres.

Noukie's

Pincha encima de la imagen para conocer Noukie’s

Es recomendable dejar encendida una  luz muy tenue (luz de compañía) que casi no ilumine pero que sí deje algo de claridad en la habitación. Puede ser una lámpara o bien apliques que se colocan en la pared.

Las luces de compañía o muñecos con luz, emiten una suave luz tranquilizadora que conforta al bebé. Estas luces emiten un suave destello que ayudan al niño a no tener miedo pero a la vez le permiten dormirse. Podríamos decir que es una gran compañera de sueños.

Una habitación completamente a oscuras puede asustar a nuestro hijo. Para evitarlo, mientras aún sea muy pequeño, y que no tenga miedo cuando comience a dormir solo en su habitación, es recomendable usar este tipo de luces que se mantiene encendida por la noche y emite una iluminación tenue y relajante que le ayude a asociar oscuridad con relajación y tranquilidad de forma que sin molestarle, le ayude a dormir. Muchas se encienden y apagan según la luz ambiental, no se calientan y duran mucho tiempo sin necesidad de recambio. Algunas van acompañadas por mandos a distancia para que, sin necesidad de entrar a la habitación, puedan ser reguladas por los padres.

Otro uso muy práctico es que las mamás pueden dar el pecho a los bebés sin necesidad de encender la luz de la habitación, así no se espabilan.

Para los padres este tipo de luces son una excelente idea. Las personas que las han probado comentan que han sido para ellas un elemento de apoyo imprescindible para acabar con las pesadillas y los temores nocturnos de sus niños más mayores y la tranquilidad y el bienestar para sus niños más pequeños, por lo que, como veis,  es algo que se usa durante un largo período de tiempo.

 3214253

Una luz de compañía puede ser la diferencia entre un bebé o un niño llorando toda la noche y un bebé o un niño que duerma plácidamente.

Dejar una luz tenue no implica que los adultos enciendan la luz principal de la habitación del niño cuando se ponga a llorar. Si el pequeño se despierta asustado en mitad de la noche y llora o llama a los mayores, hay que tranquilizarle sin encender las luces.

La luz encendida alimentará el problema, pues ratificará la idea de que la oscuridad da miedo y que, por el contrario, la luz lo quita.

Los juguetes para bebés


En la actualidad tenemos acceso a infinidad de muñecos y juguetes para bebés pero ¿son todos seguros?. Para aclarar este punto es importante saber qué dice la normativa comunitaria europea que garantiza la libre circulación de producto por toda la unión, siempre que cumplan unos requisitos imprescindibles para la salud y seguridad de nuestros bebés cuando son manipulados por ellos.

¿Qué regula la normativa europea?

Los usuarios de juguetes y las terceras personas deberán quedar protegidos, en circunstancias de uso normal o riesgos para la salud y las lesiones corporales. Se trata de riesgos:

  • Debidos a la concepción, construcción o la composición del juguete.
  • Inherentes al uso del juguete y que no pueden eliminarse modificando la construcción o composición de éste sin alterar su función o privarle de sus propiedades esenciales.
  • El grado de riesgo presente en el uso de un juguete debe estar en proporción con la capacidad de los usuarios y, en su caso, de las personas que los cuidan para hacer frente a dicho riesgo. Este es el caso especialmente de los juguetes que, por sus funciones, dimensiones y características, se destinen al uso de niños menores de treinta y seis meses.
  • Para respetar este principio se debe especificar, siempre que sea necesario, la edad mínima de los usuarios de los juguetes y/o la necesidad de que se usen solamente bajo la vigilancia de un adulto.
  • Las etiquetas y/o envases de los juguetes, así como las instrucciones que les acompañan deben alertar, de forma eficaz y completa, a los usuarios y/o a sus cuidadores acerca de los riesgos que puede entrañar su uso y de la forma de evitarlos.

Los juguetes deberán ir acompañados de indicaciones claramente legibles y adecuadas que permitan reducir los riesgos que entrañe su uso.

Ningún juguete podrá comercializarse si no va provisto del “marcado CE”. La aparición de este distintivo en el etiquetado del juguete determina que el juguete sigue las normas de seguridad que le son aplicables.

¿Cómo comprobamos si un juguete cumple la normativa?

En la etiqueta, el fabricante, ha de proporcionar la siguiente información, en lugar visible:

  • La marca CE, legible e indeleble.
  • El nombre
  • La marca
  • La dirección del fabricante
  • Información sobre el uso y montaje en castellano
  • Las advertencias sobre los riesgos que puede producir el empleo de juguetes y la manera de evitarlos
  • Edad mínima de uso, si es necesario, para evitar riesgos.
  • Los juguetes deben estar fabricados de tal modo que eviten lesiones a los niños y deben ser resistentes a roturas o deformaciones.
  • Los bordes accesibles, salientes, cuerdas, cables y fijaciones de los juguetes estar hechos de tal modo que el contacto con ellos no provoque daños corporales. Para evitar riesgo de asfixia o estrangulamiento, los juguetes para niños de menos de 36 meses, así como sus componentes y las partes del juguete que puedan separarse, deben ser lo suficientemente grandes como para evitar que sean ingeridos o inhalados.
  • Los juguetes no deben ser un peligroso elemento inflamable en el ambiente del niño, deben cumplir ciertos requisitos, como que no se quemen al estar expuestos a una llama o chispa, que no sean fácilmente inflamables o que si arden, lo hagan lentamente.
  • Sobre las propiedades químicas, los juguetes deberán estar diseñados y fabricados de tal modo que su ingestión, inhalación, contacto con la piel o los ojos no presenten riesgos para la salud.
  • Ningún juguete puede ser explosivo, tóxico o radiactivo. En el caso de utilizar electricidad, deben estar aislados y protegidos de manera adecuada para evitar riesgos en contacto con cables conectados.

Debemos ser responsables y adquirir SIEMPRE juguetes que pasen las normas de seguridad certificadas por empresas especializadas.

Decorar su habitación: la iluminación


 

     Ni que decir tiene que, como todos imaginamos, la habitación de un bebé debe ser un lugar agradable, que evoque serenidad y que reciba mucha luz natural, ya que es el lugar donde nuestro bebé pasará más tiempo y será primordial para un buen descanso. Siempre intentaremos conjugar todas estas características.

      He aquí algunas pautas a seguir para que su habitación sea lo más grata posible:

   Si contamos con luz natural, las cortinas deberán ser ligeras y traslúcidas para  aprovechar al máximo la luz suavizando el sol directo.

     Al comprar las lámparas y calcular cuántos puntos de luz hacen falta, tendremos que tener en cuenta que por cada metro cuadrado de habitación serán necesarios como mínimo 20 w.

     Si optamos por una lámpara que cuelgue del techo (existen muchos modelos y formas), debe estar lo suficientemente alta como para que los niños no puedan alcanzarla si saltan en la cama o se suben a una silla. Es preferible que tenga más de una bombilla pues ayudará a suavizar las sombras y proporcionará al niño una luz más uniforme. Existen difuminadores para poner en las pantallas y hacer que la luz sea más suave.

     Es preferible evitar los tubos fluorescentes y las luces halógenas. Si la habitación tiene un tamaño estándar, basta con una luz central, es decir desde el techo, y una luz indirecta.

     Hay quien opta por un sillón en la habitación para darle el pecho por la noche, o quedarse con el bebé si es preciso, será ideal entonces tener una lámpara de apoyo con luz suave cerca, que también vendrá bien como luz de apoyo cunado sea un poco más mayor.
     Esencialmente por seguridad, es aconsejable colocar las lámparas en la pared. También nos ayudan a suavizar la luz y son ideales como fuente de luz indirecta.
     Las bombillas pueden ser de bajo consumo o bombillas coloreadas que aportan una luz más cálida y tenue.

Si se elegimos usar una luz piloto o lamparita de noche deberemos quitarla durante el día y proteger el enchufe para evitar accidentes. Como no es algo que se use desde el principio, podemos esperar para ver si será necesaria.

Es importante que ningún cable quede al alcance del niño por lo que es recomendable fijar los cables a la pared y tapar los enchufes que no se usen. Por seguridad debemos revisar  que las lámparas y accesorios funcionan bien y cumplen la normativa europea en materia de iluminación de seguridad para lámparas infantiles, para que no exista el riesgo a que nuestro hijo o hija se quemen.woody 832 -6

    En resumen, si deseamos comprar una  lámpara que cumpla con los requisitos de seguridad, debemos asegurarnos de que contenga la siguiente información, en un lugar visible, que no se borre ni se desprenda y, al menos, en castellano:

  •  Marcado CE
  • Una placa de características donde se lea el nombre del fabricante, el modelo, la tensión (220-240 V), la frecuencia (50 Hz), la indicación de potencia de la bombilla (en watios, W) y el tipo de bombilla para su sustitución.
  • Instrucciones de montaje, advertencias, consejos o recomendaciones sobre instalación, uso y mantenimiento, manejo, manipulación, peligrosidad o condiciones de seguridad.
  • Una información que advierta que no debe colocarse al alcance de los niños, cuando el producto sea atractivo para estos o en el caso de que lleve motivos infantiles.
  • Lote de fabricación, cuando se haya elaborado en series identificables.
  • Si se trata de una luminaria para niños, es importante comprobar que lleve un transformador para ser conectado a la toma de corriente. Sirve para reducir la tensión en el equipo, lo que da garantía de mayor seguridad.
 

Parte de la información es de: http://www.bebesymas.com/ y http://www.madrid.org/

Decorar su habitación: la iluminación


 

     Ni que decir tiene que, como todos imaginamos, la habitación de un bebé debe ser un lugar agradable, que evoque serenidad y que reciba mucha luz natural, ya que es el lugar donde nuestro bebé pasará más tiempo y será primordial para un buen descanso. Siempre intentaremos conjugar todas estas características.

      He aquí algunas pautas a seguir para que su habitación sea lo más grata posible:

   Si contamos con luz natural, las cortinas deberán ser ligeras y traslúcidas para  aprovechar al máximo la luz suavizando el sol directo.

     Al comprar las lámparas y calcular cuántos puntos de luz hacen falta, tendremos que tener en cuenta que por cada metro cuadrado de habitación serán necesarios como mínimo 20 w.

     Si optamos por una lámpara que cuelgue del techo (existen muchos modelos yhab. infantil formas), debe estar lo suficientemente alta como para que los niños no puedan alcanzarla si saltan en la cama o se suben a una silla. Es preferible que tenga más de una bombilla pues ayudará a suavizar las sombras y proporcionará al niño una luz más uniforme. Existen difuminadores para poner en las pantallas y hacer que la luz sea más suave.

     Es preferible evitar los tubos fluorescentes y las luces halógenas. Si la habitación tiene un tamaño estándar, basta con una luz central, es decir desde el techo, y una luz indirecta.

     Hay quien opta por un sillón en la habitación para darle el pecho por la noche, oquedarse con el bebé si es preciso, será ideal entonces tener una lámpara de apoyo con luz suave cerca, que también vendrá bien como luz de apoyo cunado sea un poco más mayor.butaca polipiel blanca
     Esencialmente por seguridad, es aconsejable colocar las lámparas en la pared. También nos ayudan a suavizar la luz y son ideales como fuente de luz indirecta.
     Las bombillas pueden ser de bajo consumo o bombillas coloreadas que aportan una luz más cálida y tenue.

      Si se elegimos usar una luz piloto o lamparita de noche deberemos quitarla durante el día y proteger el enchufe para evitar accidentes. Como no es algo que se use desde el principio, podemos esperar para ver si será necesaria.

 

     Es muy importante que ningún cable quede al alcance del niño por lo que es recomendable fijar los cables a la pared y tapar los enchufes que no se usen. Por seguridad debemos revisar que las lámparas y accesorios funcionan bien  y cumplen la normativa europea en materia de iluminación de seguridad para lámparas infantiles, para que no exista riesgo a que nuestro hijo o hija se quemen.

    En resumen, si deseamos comprar una  lámpara que cumpla con los requisitos de seguridad, debemos asegurarnos de que contenga la siguiente información, en un lugar visible, que no se borre ni se desprenda y, al menos, en castellano:

  •  Marcado CE
  • Una placa de características donde se lea el nombre del fabricante, el modelo, la tensión (220-240 V), la frecuencia (50 Hz), la indicación de potencia de la bombilla (en watios, W) y el tipo de bombilla para su sustitución.
  • Instrucciones de montaje, advertencias, consejos o recomendaciones sobre instalación, uso y mantenimiento, manejo, manipulación, peligrosidad o condiciones de seguridad.
  • Una información que advierta que no debe colocarse al alcance de los niños, cuando el producto sea atractivo para estos o en el caso de que lleve motivos infantiles.
  • Lote de fabricación, cuando se haya elaborado en series identificables.
  • Si se trata de una luminaria para niños, es importante comprobar que lleve un transformador para ser conectado a la toma de corriente. Sirve para reducir la tensión en el equipo, lo que da garantía de mayor seguridad.
 

Parte de la información es de: http://www.bebesymas.com/ y http://www.madrid.org/