El baño del bebé


El baño del bebé es una estupenda oportunidad para poder transmitir a tubaño-del-recien-nacido hijo sensaciones de bienestar. Estar sumergido en agua cálida relaja y agrada al bebé y, hacerlo todos los días la misma hora, como por ejemplo, antes de cenar, le proporciona el ambiente adecuado para disfrutar de un buen descanso nocturno. Aprovecha este momento para establecer un contacto especial con él. Puedes ambientar la habitación con música relajante, de este modo posteriormente, si le pones esta música, le ayudará a dormir.

Picture 038Antes de comenzar a bañar al bebé es recomendable tener todo preparado. Ten a la mano todo lo que vas a necesitar, para que en ningún momento lo descuides mientras lo estas bañando. Para lograrlo, nada mejor que reunir todo lo necesario (los productos cuanto más naturales mejor): gel, champú y crema hidratante para bebés, toallas de algodón, peine o cepillo, ropa limpia, pañales, un termómetro de baño, una bañera y una esponja (opcional).

Asegúrate que la temperatura ambiente del cuarto de baño es cálida y oscila entre losPatito-termómetro baño (2) - 011051 (4) 23 y los 25 ºC. Después, comprueba que la bañera está limpia y llénala con agua tibia. El agua debe estar a la temperatura corporal, es decir, entre los 35 y los 37 grados centígrados. Puedes utilizar un termómetro de baño o, si lo prefieres, utiliza el codo o la parte interior de la muñeca para comprobar que la temperatura es la apropiada.

Cuando tengas todos los productos preparados, lávate las manos y procura cerrar las ventanas y puertas donde puedan entrar corrientes de aire frio.

Banar-en-seco-al-bebe_articulo_landscapePrimeramente con unas gasitas húmedas o algodón  y suero fisiológico, lávale la carita con cuidado, luego sujétalo con un brazo, inclínalo sobre la bañera y lava su cabeza con el mínimo de champú. Enjuágalo muy bien.

Coloca a tu bebé en el agua y mantén una mano debajo de sus hombros de manera que la cabeza y hombros estén fuera del agua. Lava y enjuaga muy bien todas las partes de su cuerpo, después levántalo y sécalo bien con una toalla. Finalmente envuélvelo en otra toalla seca para darle calor.BUTERFLY_08 (2)

Si es el primer baño de tu bebé, es recomendable que lo realices el tercer día después deCordon-umbilical-bebe-recien-nacido la caída del ombligo. Si optas por bañarlo desde el primer día, después del baño y antes de vestirle, es importante que revises el cordón umbilical y el área del ombligo. Límpialo en su base con alcohol de 70 ºC y envuélvelo en una gasa limpia. Si notas que el ombligo supura o presenta un color rojizo y mal olor, debes comentárselo al pediatra.

Es importante que en todo el proceso del baño, estés sonriéndole y jugando con él. Este momento debe de ser de disfrute y de relajación.

Consejos importantes para bañar a un bebé recién nacido

Existen algunos cuidados especiales que debes considerar durante el baño de tu bebé:

1. Nunca debes dejar solo a tu bebé durante el baño.

2. No es recomendable la utilización de talcos o colonias (si éstas no son naturales y antialérgicas), principalmente en los primeros meses. Pueden desencadenar alergias.

3. La altura de la bañera debe ser adecuada a la estatura de la persona, que estáFotoMyr240 bañando al bebé, para que no sufra la espalda.

4. Lava siempre la bañera antes y después de su utilización.

5. Es importante secar bien todos los pliegues de la piel del bebé, especialmente los que se encuentran debajo del mentón, detrás de las orejas y el área del pañal.

6. Aprovecha la hora del baño para revisar al bebé y así descartar erupciones, inflamaciones u otros problemas. Observa si presenta costra láctea en la cabeza.

7. Evita desanimarte si tu bebé llora mucho durante sus primeros baños. Con tus mimos y las condiciones ambientales adecuadas, acabará acostumbrándose y llegará a disfrutar de este momento de placer. Y sus papás también.

Parte de: http://www.guiainfantil.com/

Bebés y mascotas


La llegada de un bebé a casa no significa que tengamos que olvidarnos de nuestra mascota. Nuestro perro o gato puede ser un buen amigo del niño, si aprende a respetar al animal y está cuidado. Algunas medidas facilitarán la convivencia entre el pequeño y el animal.

Antes del nacimiento del bebé:
  • Nuestra mascota puede sentir celos de un bebé recién llegado. Por eso debemos prepararla desde meses antes del parto para que los cambios no le resulten bruscos.
  • Es importante que el padre u otra persona se preocupe más del animal, porque la madre tendrá menos tiempo cuando llegue el recién nacido.
  • Si el perro o el gato duerme en la habitación de los padres y queremos que duerma en otra habitación cuando llegue el recién nacido, debemos ir acostumbrándole ya a su nuevo lugar.
  • Hay que llevarlo al veterinario para desparasitarlo, protegerlo contra insectos y poner sus vacunas al día.

Mientras el bebé está en la maternidad:
  • El padre puede llevar a casa alguna prenda del bebé para que el perro o el gato se acostumbre a su olor. Al llegar a casa, papá puede coger en brazos al bebé mientras mamá saluda a la mascota.
  • Podemos permitir que el animal huela al niño, eso sí, protegiendo su cara con las manos.
    Si el niño es prematuro
  • No hay que tomar medidas especiales, porque cuando dan el alta en el hospital a un prematuro es porque puede hacer una vida normal.
  • Por si acaso, no conviene dejar al bebé nunca solo con el animal. Si duerme en una habitación separada de los padres, hay que enseñar al perro o el gato que no deben entrar allí cuando no esté presente un adulto. El animal de compañía puede hacer daño al niño sin pretenderlo, simplemente jugando con él.
  • En el caso del gato, hay que evitar que se acueste dentro de la cunita.
    Cuando el bebé gatee:
  • El niño puede perseguir, arrinconar y hacer daño a la mascota, e incitarle con su comportamiento a tener una reacción violenta en defensa propia.
  • Mordeduras y arañazos pueden evitarse enseñando al animal y al bebé a respetarse mutuamente desde el principio.
  • Todas las mascotas y, sobre todo, perros y gatos, pueden transmitir parásitos a través de las heces o por tocarlos. Reptiles y pájaros pueden ser portadores de la bacteria salmonella, que causa una gastroenteritis importante. Por eso, es primordial que la mascota esté desparasitada y que el niño no juegue en su rincón.
    ¿Y si no quiere al niño?:

En general, el perro o el gato se acostumbra a compartir las atenciones con el niño. A veces el perro se muestra hostil hacia el pequeñín. En ese caso, hay que mantenerlo atado hasta que se le pasen esos sentimientos, pues podría morderle o arañarle aunque no lo haya hecho nunca antes.

Si su comportamiento agresivo se mantiene, habrá que plantearse si puede seguir viviendo en la casa.

¿Dónde poner las cosas del animal?:

  • El recipiente de la comida, el agua y el lugar donde hace caca el animal no deben quedar al alcance de la mano cuando el bebé empiece a gatear, porque los parásitos se transmiten a través de la saliva y los excrementos.
  • Una buena higiene con agua y jabón de los enseres de las mascotas disminuirá notablemente el riesgo de contagio.

Autor: Ernesto Sáez Pérez, pediatra y neonatólogo.

De: Ser Padres

¿Cómo comprar una bañera para bebés?


Existen muchos modelos de bañeras y diversas marcas que las comercializan.Dada la importancia del baño para nuestro bebé, es primordial saber qué mirar a la hora de elegir la bañera en la que vamos a vivir con él ese momento en el que disfrutan tan especialmente.

Es importante mirar si la bañera está sostenida por una estructura sólida, es conveniente que esté completamente estable por si nuestro bebé se mueve no tener riesgo de que se caiga.

Si escogemos un modelo que además de bañera es un mueble con cajones y ruedas (bañera-cómoda), debemos asegurarnos de que el freno está bien y que las ruedas no se atascan.

Hay bañeras en las que la tapa o encimera que las cubre existe un seguro para que, al cerrarlas, no haya peligro de que sin querer, golpeemos a nuestro bebé. bbj1

Todas las partes de la bañera deben ser lavables o fáciles de limpiar.

El tubo de desagüe debe ser fácilmente extraíble para poder vaciarla sin ningún tipo de problema.

También cabe la posibilidad de que elijamos destinarla al cuarto de baño o a la habitación del bebé:

Si nos decidimos por la primera opción, existen bañeras para poder ser situadas encima de bidet y así ahorrar espacio, o para colocarlas en el plato de ducha, éstas se pliegan con facilidad, compactándose y ocupando el mínimo espacio posible, incluso se pueden guardar en un lateral del plato de ducha sin que moleste a los adultos cuando tengan que utilizar la ducha.

Igualmente podemos decidirnos por una bañera multiusos, es decir, que nos sirva tanto para usarla en plato de ducha como en la bañera, y que podamos llevárnosla si nos vamos de vacaciones o dejamos al bebé en casa de los abuelos.

O como esta innovadora bañera que ha sido desarrollada gracias al trabajo en equipo de técnicos especialistas, matronas y padres, y que permite a estos disfrutar del baño, con la tranquilidad de supone un producto seguro y confortable para nuestro bebé, esta  se le puede añadir su soporte con toallero y la hamaca Aquasit.

Esta cubeta incorpora un termómetro para saber en todo momento a qué temperatura está el agua, 2 dispensadores para jabón y, además, se vacía cómodamente sin necesidad de meter la mano en el agua. Se ajusta mediante un ‘click’ a su soporte, plegable y de dimensiones reducidas, para poder colocarlo en cualquier parte del baño. El soporte tiene toallero y espacio para la esponja, se le  puede añadir una hamaca Aquasit, ergonómica y con ventosa para mayor sujección, que nos permitirá tener las dos manos libres en todo momento. En el siguiente vídeo se ven claramente las ventajas de esta preciosa bañera de diseño y sus complementos:

También podemos encontrar en el mercado bañeras que, una vez usadas como tales, se les puede dar otra utilidad: juguetero, baúl, cesta de la ropa … etc. con lo que perduran en el tiempo y habremos rentabilizado nuestra compra.

Si nos decidimos por situarla en el dormitorio, existen bañeras a juego con la cuna y con el mobiliario que escojamos para su habitación.

valeria arena

Hay en el mercado distintos accesorios para introducir en la bañera del cuarto de baño y disfrutar de él con nuestro bebé.


baño

Parte de: http://www.puericulturalara.com/