Squeasy Gear


squeasy gear

Squeasy Snakers o Squeasy Gear, es un tipo de biberón/botella de silicona de uso alimentario, es decir, sin  ftalatos, Bisfenol A (BPA) ni PVC.

squeasy gearEs una nueva forma de facilitar la introducción de alimentos de modo divertido a los bebés, además, al ser reutilizable, es evolutivo, es decir, crece con tu bebé de modo que lo puedes seguir usando para llevar zumos naturales u otros líquidos a la guardería y al colegio. Es la solución perfecta para los niños que comen mal además, como no se rompe, les ayuda a ser independientes, algo muy importante a edades tempranas.

Es de muy fácil limpieza ya que puedes introducirlo en lavavajillas incluso darle la vuelta totalmente de forma que el interior quede fuera, algo muy práctico cuando a niños nos referimos.

squeasy gear

El Squeasy Gear sirve para zumos, batidos, cereales, purés, papillas, yogurt, leche ya que no se derrama lo pongas como lo pongas porque su cierre es totalmente seguro, además es muy fácil de llenar por el tamaño de su boca. Las piezas de cierre y tetinas son recambiables.squeasy gear

Tienes 3 tamaños para elegir:

  • 100 ml.
  • 175 ml.
  • 475 ml.

Alimentación complementaria del bebé


comida bbEn general el mejor momento para que nuestro bebé comience con la alimentación complementaria (comida que no sea leche) son los 6 meses (a no ser que el pediatra nos recomiende otra cosa) ya que es el momento en el que son capaces de mantenerse más o menos sentados, coger cosas con la mano (comida) y llevárselas a la boca y el momento en el que seguro que no tienen el reflejo de extrusión, encargado de hacerles escupir todo aquello que entre en la boca y no sea leche. A los 6 meses aprovechamos su curiosidad, así probarán nuevos sabores, conocerán nuevas texturas y poco a poco se irán acostumbrando a la alimentación del resto de sus vidas

cocina para bbAlrededor del primer año de vida comienza la disminución de la velocidad de crecimiento, por esta causa, algunos niños dejan de comer a los nueve meses y otros esperan hasta el año y medio o los dos años. Lo cierto es que casi todos  los bebés pasan por etapas en las que rechazan ciertos alimentos o incluso cualquier tipo de comida, es decir que comen mal o no comen, esta situación puede prolongarse hasta alrededor de los 5 años.

Es evidente que esta situación nos preocupa mucho a los padres, que nos vemos impotentes ante el plato de comida. En estos casos podemos:

  • Ofrecer comidas de forma regular. Esto es mejor que dejar que el niño vaya “picando” todo el día, de hecho, debemos evitarlo.
  • Estableceremos unas rutinas y horarios.
  • Si es posible, comer al mismo tiempo que el niño, ya que así aprenderá de nosotros. squeasy snackers 5
  • Poner en el plato lo que el niño come, no llenarlo excesivamente esperando que se coma cantidades industriales. Los bebés comen en relación a su tamaño mucho más que los adultos, más vale que nos quedemos un poco cortos ya que siempre pueden pedir más cuando terminen.
  • Intentar que las comidas sean agradables, elaborando comidas vistosas y atractivas que “entren por los ojos” y sociables, comiendo en un sitio tranquilo y relajado, sin ver la tele (para evitar distracciones), usar platos y tazas de colores que les sean atractivos y no tener prisa aunque algunos bebés van un poco lentos, tampoco debemos dejar que se eternicen, una duración correcta sería alrededor de media hora.

Sin embargo debemos intentar comprenderlo:

  • Nunca debemos forzarlo para que coma, si gira la cabeza, empuja el plato, grita, escupe o mantiene la comida en la boca y se niega a tragar, significa que ha comido lo suficiente.
  • No debemos demostrar que estamos preocupados porque no come (aunque nos cueste trabajo) es aconsejable quitar la comida de la mesa sin hacer ningún comentario.
  • Es una buena idea que los niños utilicen los dedos para jugar con la comida aunque se ensucien.
  • Si el niño deja comer durante una comida, intentaremos animarle una vez más a tomar algo, MUNCHKIN-Snack-Catchersi tenemos éxito, le recompensaremos demostrándole que estos contentos, premiándole con un ¡qué bien!¡bien hecho! y sonriéndole, y ofreciéndole un premio como un paseo o un tiempo de juego especial juntos. NUNCA le daremos un premio alimentario.
  • Cuando el niño pasa una temporada y se muestra caprichoso con la comida o rechaza los alimentos, es mejor no ofrecerle alimentos nuevos. Debemos dejar que intente comer solo, proporcionándole trozos pequeños que pueda coger.

Debemos tener en cuenta que obligar no es la solución, tampoco gritar, castigar, sobornar, ni guardar la comida para la merienda o la cena. Cuanto más tranquilos estemos mejores resultados obtendremos.

bebé no come

Parte de: http://www.dodot.es/, http://www.guiainfantil.com/, http://www.bebesymas.com/.

Las estrías en el embarazo


estrias-embarazo_6.jpg

Los cambios hormonales en el embarazo también afectan a la piel, por ello nos salen las estrías que pueden aparecer tanto en el pecho como en el vientre, piernas y glúteos.

Son pequeñas marcas que se producen cuando las fibras de colágeno y elastina de la dermis se rompen. Cuando la piel se estira, las fibras con menor elasticidad se rompen y dejan una pequeña cicatriz, una especie de línea hundida.

Seremos más propensas a que nos salgan estrías si:

  • Aumentamos mucho peso rápidamente.
  • Esperamos dos bebés o más.
  • Nuestro bebé es muy grande.
  • Tenemos exceso de líquido amniótico.

Según la pigmentación de la piel de la embarazada las vemos de un color u otro, así las mujeres de piel clara presentan estrías de color rosa, primero, después rojo y finalmente púrpura, en las mujeres de piel morena se oscurecen.

Suelen aparecer al final del tercer trimestre del embarazo cuando el útero ya ha crecido en proporción al tamaño del feto.

Son difíciles de prevenir pero si seguimos los siguientes pasos contribuiremos a ello:

  1. Es fundamental hidratar la piel dos veces al día para que conserve su elasticidad natural y esté preparada para resistir la distensión producida por el aumento de volumen corporal en el embarazo, para ello podemos utilizar cremas hidratantes específicas para el pecho y para el vientre que estimulen el crecimiento de las células y que además nos calmarán si sufrimos molestos picores. Es aconsejable aplicarlas desde el inicio del embarazo por la mañana y por la noche.
  2. Debemos beber mucha agua, al menos dos litros, al beber agua hidratamos la piel desde el interior y favorecemos su elasticidad. Además, beber agua es esencial para el buen funcionamiento de nuestro organismo.
  3. Realizar ejercicio regularmente. Mantenerse en forma durante el embarazo es muy importante para estar bien y, además, un buen tono muscular evita las microroturas de la piel.
  4. Evitemos la exposición al sol. Y en caso de hacerlo, debemos usar siempre un buen protector solar y, después, una loción aftersun muy hidratante.
  5. Masajear la piel, Los masajes circulares en las zonas conflictivas –pecho, caderas, tripa y muslos- al aplicar la crema antiestrías estimulan la circulación. Para fortalecer la piel también puedes darte suaves pellizquitos.
  6. Activar la circulación. La mejor forma de activar la circulación es tomar una ducha o baño con agua fría o semifría.
  7. Tener una alimentación sana y equilibrada, es muy importante tomar proteínas –carne y pescado- y alimentos ricos en vitamina A, E, C y en magnesio.
  8. Es importante que usemos un sujetador que se adapte al tamaño del pecho. Ayudará a la piel a enfrentarse a los grandes cambios de volumen de esta etapa.
  9. Usemos la crema antiestrías dos o tres meses después del parto, hasta que la piel vuelva a su estado natural. A veces, las estrías aparecen después de tener al bebé. Son importantes los masajes en pecho y el vientre, pues ayudan a reactivar la circulación.
  10. Es importantísimo NO FUMAR ya que el tabaco está completamente contraindicado durante el embarazo porque daña al bebé pero también la piel. Disminuye la producción de colágeno y elastina y, por lo tanto, favorece la aparición de estrías.

Lo bueno es que las estrías se notarán cada vez menos después de dar a luz. Pero si han pasado algunos meses y aún se notan demasiado, podemos consultar a un dermatólogo para recibir tratamiento, aunque la mayoría de ellos sólo han demostrado tener una eficacia moderada.

Durante el embarazo y lactancia no se recomienda someterse a ningún tipo de tratamiento cosmético. Lo único que se puede recibir son masajes de relajación en espalda y piernas, sin ningún tipo de aparato.

Una vez recuperadas de nuestro embarazo tenemos dos formas para optar a hacer desaparecer las estrías, que nos recomendará nuestro dermatólogo:

  1. La glicerina es altamente efectiva. Se trata de una crema pegajosa que ayuda a cicatrizar las zonas dañadas muy bien.
  2. El uso de crema de isotretinoina (normalmente conocida por el nombre comercial Retinol-A), o de ácido glicólico. No utilices los tratamientos con Retinol-A durante el embarazo, ya que no están recomendados para embarazadas ni para mujeres que dan el pecho.
  3. El tratamiento con láser. Existe cierta evidencia de que ese tipo de tratamiento puede estimular la producción de colágeno y ayudar a recuperar la elasticidad de la piel en estrías hundidas. También puede producir cambios en la pigmentación, para que las estrías se asemejen al color de tu piel.

Parte de: http://www.elbebe.com/, http://espanol.babycenter.com/, http://belleza.uncomo.com/, http://www.serpadres.es/, http://www.todopapas.com/

¿Qué es un alimento transgénico?


Se denominan alimentos transgénicos a los obtenidos por manipulación genética que contienen un aditivo derivado de un organismo sometido a ingeniería genética; también se llaman así a aquellos que son resultado de la utilización de un producto auxiliar para el procesamiento, creado gracias a las técnicas de la ingeniería genética

La biotecnología de alimentos aplica los instrumentos de la genética moderna a la mejora de localidad de los productos derivados de las plantas, animales y microorganismos. Desde tiempos remotos, él hombre ha seleccionado, sembrando y cosechado las semillas que permiten la obtención de los alimentos necesarios para el mantenimiento de su metabolismo. De la misma manera, se ha fabricado pan, cerveza, vino o queso sin conocimiento alguno acerca de la ciencia genética involucrada en estos procesos. Desde muy antiguo, los genes de los alimentos han sufrido una modificación, destinada a aumentar sus cualidades benéficas. La biotecnología moderna permite a los productores de alimentos hacer exactamente lo mismo en la actualidad, pero con mayor nivel de comprensión y capacidad selectiva.

Los caracteres introducidos mediante ingeniería genética en especies destinadas a la producción de alimentos buscan, también, el incremento de la productividad (por ejemplo, mediante una resistencia mejorada a las plagas) así como la introducción de características de calidad nuevas. Debido al mayor desarrollo de la manipulación genética en especies vegetales, todos los alimentos transgénicos corresponden a derivados de plantas.

Las técnicas de ingeniería genética consisten en aislar segmentos del ADN (el material genético) de un ser vivo (virus, bacteria, vegetal, animal e incluso humano) para introducirlos en el material hereditario de otro. Por ejemplo, el maíz transgénico que se cultiva en España lleva genes de bacteria que le permiten producir una sustancia insecticida.

La biotecnología influirá positivamente en los siguientes aspectos:

  • Mejor calidad de los granos en semilla.
  • Mayores niveles de proteínas en los cultivos de forrajes.
  • Tolerancia a sequías e inundaciones
  • Tolerancia a sales y metales.
  • Tolerancia al frío y al calor.

Los beneficios de los alimentos transgénicos pueden ser:

  • para la salud (nutricionales)
  • preservación (o de duración de la vida útil del alimento)
  • producción (mejor utilización de las tierras de cultivo, menor uso de pesticidas en la producción agrícola).

Para hacernos una idea:

La modificación del arroz genéticamente para lograr un contenido de hierro y caroteno mejorado, se traduce en una mejor calidad nutricional del arroz.

La incorporación de un gen bacteriano en las plantas de patatas que aumenta la producción de almidón y reduce el contenido de agua, por esta razón este tipo de patata absorbe menos grasas cuando se fríe.

Las plagas de insectos son uno de los elementos más devastadores en agricultura. Por esta razón, la introducción de genes que provocan el desarrollo de resistentes a uno o varios órdenes de insectos ha sido un elemento común a muchas de las variedades patentadas. Las ventajas de este método suponen un menor uso de insecticidas en los campos sembrados con estas variedades,lo que redunda en un menor impacto en el ecosistema que alberga al cultivo y por la salud de los trabajadores que manipulan los fitosanitarios.

La introducción de genes nuevos en el genoma de la planta o del animal manipulado provoca transformaciones impredecibles de su funcionamiento genético y de su metabolismo celular; el proceso puede acarrear la síntesis de proteínas extrañas para el organismo responsables de la aparición de alergias en los consumidores, la producción de sustancias tóxicas que no están presentes en el alimento no manipulado, así como alteraciones de las propiedades nutritivas (proporción de azúcares, grasas, proteínas, vitaminas, etc.).

Hasta la fecha no hay casos probados de daño producido por el consumo de transgénicos, sin embargo los riesgos por consumo de estos alimentos podrían ser:

  • Posible generación de resistencia de las bacterias a algunos antibióticos útiles para el ser humano.
  • Reacción alérgica a los nuevos alimentos en personas susceptibles.

Existen estudios y observaciones que indican que el consumo de alimentos derivados de los transgénicos aceptados en Estados Unidos o en Europa no presenta riesgos para la salud.

Algunos de los peligros de estos cultivos para el medio ambiente y la agricultura son el incremento del uso de tóxicos en la agricultura, la contaminación genética, la contaminación del suelo, la pérdida de biodiversidad, el desarrollo de resistencias en insectos y “malas hierbas” o los efectos no deseados en otros organismos. Los efectos sobre los ecosistemas son irreversibles e imprevisibles.