Las estrías en el embarazo


estrias-embarazo_6.jpg

Los cambios hormonales en el embarazo también afectan a la piel, por ello nos salen las estrías que pueden aparecer tanto en el pecho como en el vientre, piernas y glúteos.

Son pequeñas marcas que se producen cuando las fibras de colágeno y elastina de la dermis se rompen. Cuando la piel se estira, las fibras con menor elasticidad se rompen y dejan una pequeña cicatriz, una especie de línea hundida.

Seremos más propensas a que nos salgan estrías si:

  • Aumentamos mucho peso rápidamente.
  • Esperamos dos bebés o más.
  • Nuestro bebé es muy grande.
  • Tenemos exceso de líquido amniótico.

Según la pigmentación de la piel de la embarazada las vemos de un color u otro, así las mujeres de piel clara presentan estrías de color rosa, primero, después rojo y finalmente púrpura, en las mujeres de piel morena se oscurecen.

Suelen aparecer al final del tercer trimestre del embarazo cuando el útero ya ha crecido en proporción al tamaño del feto.

Son difíciles de prevenir pero si seguimos los siguientes pasos contribuiremos a ello:

  1. Es fundamental hidratar la piel dos veces al día para que conserve su elasticidad natural y esté preparada para resistir la distensión producida por el aumento de volumen corporal en el embarazo, para ello podemos utilizar cremas hidratantes específicas para el pecho y para el vientre que estimulen el crecimiento de las células y que además nos calmarán si sufrimos molestos picores. Es aconsejable aplicarlas desde el inicio del embarazo por la mañana y por la noche.
  2. Debemos beber mucha agua, al menos dos litros, al beber agua hidratamos la piel desde el interior y favorecemos su elasticidad. Además, beber agua es esencial para el buen funcionamiento de nuestro organismo.
  3. Realizar ejercicio regularmente. Mantenerse en forma durante el embarazo es muy importante para estar bien y, además, un buen tono muscular evita las microroturas de la piel.
  4. Evitemos la exposición al sol. Y en caso de hacerlo, debemos usar siempre un buen protector solar y, después, una loción aftersun muy hidratante.
  5. Masajear la piel, Los masajes circulares en las zonas conflictivas –pecho, caderas, tripa y muslos- al aplicar la crema antiestrías estimulan la circulación. Para fortalecer la piel también puedes darte suaves pellizquitos.
  6. Activar la circulación. La mejor forma de activar la circulación es tomar una ducha o baño con agua fría o semifría.
  7. Tener una alimentación sana y equilibrada, es muy importante tomar proteínas –carne y pescado- y alimentos ricos en vitamina A, E, C y en magnesio.
  8. Es importante que usemos un sujetador que se adapte al tamaño del pecho. Ayudará a la piel a enfrentarse a los grandes cambios de volumen de esta etapa.
  9. Usemos la crema antiestrías dos o tres meses después del parto, hasta que la piel vuelva a su estado natural. A veces, las estrías aparecen después de tener al bebé. Son importantes los masajes en pecho y el vientre, pues ayudan a reactivar la circulación.
  10. Es importantísimo NO FUMAR ya que el tabaco está completamente contraindicado durante el embarazo porque daña al bebé pero también la piel. Disminuye la producción de colágeno y elastina y, por lo tanto, favorece la aparición de estrías.

Lo bueno es que las estrías se notarán cada vez menos después de dar a luz. Pero si han pasado algunos meses y aún se notan demasiado, podemos consultar a un dermatólogo para recibir tratamiento, aunque la mayoría de ellos sólo han demostrado tener una eficacia moderada.

Durante el embarazo y lactancia no se recomienda someterse a ningún tipo de tratamiento cosmético. Lo único que se puede recibir son masajes de relajación en espalda y piernas, sin ningún tipo de aparato.

Una vez recuperadas de nuestro embarazo tenemos dos formas para optar a hacer desaparecer las estrías, que nos recomendará nuestro dermatólogo:

  1. La glicerina es altamente efectiva. Se trata de una crema pegajosa que ayuda a cicatrizar las zonas dañadas muy bien.
  2. El uso de crema de isotretinoina (normalmente conocida por el nombre comercial Retinol-A), o de ácido glicólico. No utilices los tratamientos con Retinol-A durante el embarazo, ya que no están recomendados para embarazadas ni para mujeres que dan el pecho.
  3. El tratamiento con láser. Existe cierta evidencia de que ese tipo de tratamiento puede estimular la producción de colágeno y ayudar a recuperar la elasticidad de la piel en estrías hundidas. También puede producir cambios en la pigmentación, para que las estrías se asemejen al color de tu piel.

Parte de: http://www.elbebe.com/, http://espanol.babycenter.com/, http://belleza.uncomo.com/, http://www.serpadres.es/, http://www.todopapas.com/

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s