¿Qué es la mastitis?


lactanciaLa mastitis se da por una obstrucción de los conductos de la leche que produce la inflamación del pecho. Se puede producir por la contaminación bacteriana (Staphylococcus aureus) de alguna grieta en el pezón y la congestión de las glándulas mamarias, aunque no todas las mastitis son infecciosas, se calcula que afecta al 5% de las madres por lo que es uno de los problemas más frecuentes durante la lactancia.

Pueden ser clasificadas en mastitis puerperal si se produce pocos días o semanas después de dar a luz o  mastitis no-puerperal, cuando ocurre sin estar asociado a la lactancia.

Hablamos aquí de la mastitis puerperal. Durante las primeras semanas tras el parto, la fiebre puede ser un síntoma de mastitis. En el caso de una inflamación de la glándula mamaria, la mama afectada presenta un aspecto enrojecido, se encuentra más caliente de lo normal y, a menudo, se endurece. Las mujeres afectadas experimentan dolor y la mama se percibe tensa. En la mayoría de los casos la inflamación solo afecta a uno de los senos.

Las causas más habituales de la mastitis puerperal son:slide_15

  • Grietas o lesiones en el pezón
  • Uso de pezoneras o compresas que mantengan la humedad
  • Una mastitis no infecciosa
  • Problemas de salud general

La mayor parte pueden solucionarse con relativa facilidad. El tratamiento incluye:

  • Tomas frecuentes
  • Extracción de la leche que quede tras las tomas
  • Compresas de agua caliente
  • Reposo
  • Analgésicos (paracetamol)
  • Antibióticos. La mayoría de antibióticos, incluyendo los que pueden ser necesarios en el tratamiento de una mastitis, pasan a la leche en cantidades insignificantes y no contraindican la lactancia materna. Sin embargo, es imprescindible que estén recetados por el médico.

Con las siguientes recomendaciones puedes prevenir la inflamación de la glándula mamaria durante la lactancia:

  • Cuida la piel de los senos para evitar la sequedad.
  • Lava los senos solo con agua y deje que los restos de leche sobre los senos se copas recolectoras sequen.
  • Si incluso así se forman grietas, es recomendable utilizar copas recolectoras de leche (puedes conseguirlas en tiendas de puericultura)
  • Si además sufres laceraciones más profundas (rágades) aplica pomadas adecuadas (recetadas por tu médico)
  • Para prevenir la acumulación de leche, deberías amamantar regularmente a tu bebé. Si el lactante no vacía completamente el seno, extrae la leche restante con un saca leches (puedes conseguirlo en tiendas de puericultura) o manualmente.

Según la Asociación Española de Pediatría durante una mastitis, no solo no se debe dejar de amamantar, sino que amamantar con mas frecuencia forma parte del tratamiento. La leche del pecho afecto no le hace daño al niño, aunque haya infección.

Puedes congelar la leche extraída para dársela a tu bebé. Hay bolsas adecuadas para ello.

Parte de: Wikipedia, http://www.onmeda.es/, www.consumer.es

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s