¿Qué es el Bisfenol-A?


El Bisfenol A, comúnmente abreviado como BPA, es un compuesto orgánico usado principalmente para hacer plásticos.

Sospechoso de ser dañino para los humanos desde la década del 30, los riesgos acerca del uso del Bisfenol-A en productos de consumo fueron regularmente resaltados en los medios de comunicación después de que varios gobiernos emitieran informes cuestionando su seguridad, esto también provocó que algunas cadenas de venta retiraran los productos que lo tuvieran de sus vitrinas. Un informe en el 2010 de la FDA (Administración de Alimentos y Fármacos) de Estados Unidos generó mayor conciencia con respecto a la exposición de fetos, infantes y niños pequeños.

Bastantes biberones contienen este elemento en el policarbonato con que la mayoría están fabricados.

El peligro está en que cuando el biberón se calienta,el bisfenol-A desprende partículas que pasan al alimento, con lo cual penetran en el sistema digestivo. Si el biberón se usa para dar agua sin calentar, no habría problema.

Según las declaraciones de Ángel Nadal, director de la Unidad de Fisiología Celular y Nutrición del Instituto de Bioingeniería de la Universidad Miguel Hernández de Elche, que lleva 10 años estudiando los efectos del bisfenol-A, en la revista XLSemanal, la exposición a niveles bajos de este componente en ratas y ratones,

“puede perturbar hormonas del desarrollo, estimular la pubertad precoz, afectar a la fertilidad, aumentar el número de adipocitos (células de grasa), inducir alteraciones precancerosas en las células e incluso favorecer la aparición de problemas de conducta. Además, hemos comprobado que los mismos niveles de bisfenol-A detectados en la población americana pueden afectar a las células pancreáticas y ser factor de riesgo para desarrollar diabetes del tipo 2.”

Por poner otro ejemplo, un equipo de científicos de la Universidad de Tufts (Boston), demostró que la exposición de ratas embarazadas a dosis bajas de BPA provoca la pubertad precoz de las crías. Además,

“El tejido mamario de dichas crías mostraba alteraciones que sugerían mayor susceptibilidad frente al cáncer. Cuando expusimos a las crías a un agente carcinógeno, éstas manisfestaron más probabilidades de desarrollar tejido anormal o cáncer que las no expuestas al BPA en su periodo fetal o prenatal.”

milkhero bibLa Unión Europea prohibió el 1 de junio de 2011 los biberones de plástico que lleven el componente bisfenol A (BPA) por sus posibles efectos perjudiciales para la salud de los niños.

Además de quedar prohibida la fabricación y venta de este componente del plástico para biberones, también queda vetada la importación a la UE.

Parte de: http://xlsemanal.finanzas.com/

¿Qué me llevo al hospital cuando llegue el parto?


Aunque la mamá y el recién nacido no van a necesitar muchas cosas en la maternidad, conviene prepararlas con un mes de antelación por si el parto se adelanta. Todo depende de los días que vaya a estar ingresada en el sanatorio. Trato de resumir aquí  lo que es necesario llevar en la canastilla para una estancia de tres días, consultando diversas fuentes:

En primer lugar es necesario asegurarse de tener siempre a mano los números de teléfono del médico general o del ginecólogo, del pediatra y del hospital al que has decidido acudir para tener a tu bebé. Igualmente sería muy útil que tuvieras confeccionada una lista con las cosas más importantes para ese día, como:

Para tí:

  • Documentos: personales (DNI tanto de la madre como del padre, libro de familia para registrar al bebé si lo tenemos, si no es así, lo facilitarán en el Registro Civil) y del seguro médico (cartilla de la Seguridad Social o tarjeta de médico privado). No olvides los resultados de tu última revisión. Como el papeleo puede variar de un centro a otro, es aconsejable preguntar qué documentos se necesitan en el hospital en el que decidiste dar a luz.
  • Si te decidiste por una clínica privada, necesitarás un volante de ingreso (lo da el ginecólogo previamente y si vas con un seguro privado necesitarás la autorización de la compañía) y un informe médico sobre al evolución del embarazo.
Las prendas de vestir:
Una maleta con:
  • Una bata,
  • Un par de zapatillas,
  • Camisones de algodón abiertos por delante para poder dar el pecho (2 ó 3)
  • Ropa cómoda para la vuelta a casa,
  • Sujetadores de lactancia (2 ó 3),
  • Braguitas (las hay desechables)
  • Una faja posparto (si lo ha aconsejado el médico).
  • Una bolsa para la ropa sucia.
  • Tu reproductor de música.
Artículos de aseo personal:
Una bolsa de aseo con:
  • Crema y máquina de afeitar,
  • Cepillo y pasta de dientes,
  • Desodorante,
  • Perfume,
  • Champú,
  • Jabón,
  • Toallitas húmedas,
  • Cortauñas,
  • Compresas grandes
  • Discos protectores de lactancia
Otros detalles: teléfono móvil (con el cargador).

Para el bebé:

Tendrás que cambiar la ropa de tu bebé al menos dos veces al día. Es recomendable evitar las prendas con lazos, botones y cremalleras y usar mejor el velcro o los automáticos.

Sería necesario contar con:

Las prendas de vestir:

  • 5 ó 6 bodies;
  • 2 pares de calcetines o patucos,
  • 2 pares de manoplas,
  • 5 ó 6 jerséis y polainas o pijamas,
  • 5 ó 6 baberos;
  • Un gorrito de algodón o de lana;
  • Una toquilla
  • Un saco para sacarle de la clínica si hace frío.

Artículos de aseo personal:

En los centros públicos dan lo necesario para el aseo del niño.
Si vas un sanatorio privado tendrás que llevar también:

  • Un paquete de pañales,
  • Crema protectora para el culito
  • Loción hidratante.

Para el acompañante

  • Prendas de vestir: muda de ropa completa, pijama
  • Artículos de aseo personal: crema y máquina de afeitar, cepillo de dientes, desodorante, perfume
  • Otros detalles: cámara fotográfica y de vídeo

Sugerencia:

Sería una buena idea hacer un recorrido previo al hospital para ver cuánto se tarda e incluso planear una ruta diferente para llegar al hospital en caso de que haya demoras o atascos en el camino habitual.